16/10/2020

Tierra del Fuego: trabajadores de Ambassador Fueguina ocupan la planta y son sitiados por la Justicia

Por Daniel Barria C. Agrupaciones Metalúrgicas CSC

Las y los trabajadores metalúrgicos de Ambassador Fueguina, situada en la localidad capitalina de Ushuaia de Tierra del Fuego, vienen padeciendo serios conflictos con la patronal de largos meses y ante la falta de respuestas, tras nueve meses sin percibir sus haberes, sin obra social, sin aportes y ante la posibilidad de que la fábrica vaya a remate, resolvieron en asamblea la ocupación pacifica de la planta. La ofensiva patronal no tardó en llegar cuando fueron notificados con una resolución de la jueza María Cristina Barrionuevo, quien ordenó la prohibición de ingresar a la planta y bloqueó el ingreso de alimentos y bebidas para quienes defienden sus puestos de trabajo.

Esta situación la dieron a conocer con un escrito a medios locales en donde señalan “sentimos que nos están tratando como si fuéramos delincuentes, ni siquiera a alguien que se encuentra privado de su libertad le quitan el derecho o posibilidad de hidratarse o alimentarse”. Mencionan que están a punto de quedarse sin agua potable, pero advierten que no están dispuestos a abandonar sus puestos de trabajo y hacen responsables “a quienes corresponda” por su estado de salud.

Por último solicitan al Poder Ejecutivo que intervenga en esta situación. Por otra parte denuncian con fuertes criticas el abandono a su suerte por parte de la conducción burocrática de la UOM seccional Ushuaia.

Por otra parte, para intentar quebrar el conflicto hoy llegó un telegrama de despido a uno de los trabajadores que  oficia de vocero en está lucha. Desde Agrupaciones Metalúrgicas en la CSC llamamos a la comunidad a reforzar esta lucha y oponerse al cierre de Ambassador Fueguina. Que sean abiertos los libros y que el Ministerio de Trabajo garantice el pago de lo adeudado y la continuidad laboral. Toda nuestra solidaridad y acompañamiento.

También te puede interesar:

La provincia con más contagios per cápita.
Fueron al Ministerio de Trabajo y a la gobernación para llevar sus reclamos.
Se congregaron frente a la planta en Campana.
Entre los contagios de coronavirus y el incumplimiento del convenio colectivo de trabajo.
Sigue el lock out patronal para imponer la flexibilización laboral.