13/03/2014 | 1305

Triunfo en Vulcabrás

Los 2.300 trabajadores de la fábrica de zapatillas y ropa deportiva Vulcabrás, de Coronel Suárez, fueron al paro general indefinido en el tiempo, ante la falta de pago de una suma no remunerativa de 2.800 pesos en carácter de premio, a pagar en cinco cuotas. El adicional fue acordado por las empresas y el Sindicato de trabajadores del Caucho (Socaya).

Con el argumento de que el acuerdo aún no había sido homologado por el ministerio de trabajo, la empresa no abonó la primera cuota, y estalló el conflicto. Vulcabrás es la única empresa del sector que no pagó esta cuota.

La directiva de la fábrica organizó asambleas por turno que votaron el paro con presencia en el lugar de trabajo hasta el pago de la suma adeudada.

Vulcabrás (ex Gatic) es una de las fábricas más grandes del interior bonaerense. Se vio paralizada en forma contundente por primera vez en 30 años. Con sueldos promedios que no superan los 4.500 pesos, carcomidos por la devaluación y la inflación, la fábrica estalló. En una fábrica con despidos sistemáticos y condiciones de insalubridad, este paro es el punto de partida de una reorganización obrera contra el régimen de superexplotación.

Mientras esto ocurría, los docentes de la FEB y el Suteba se manifestaban en la plaza, y a pocas cuadras del centro los trabajadores municipales desarrollaban una asamblea general reclamando un aumento del 45% de sus sueldos.

En este cuadro, y luego de 48 horas de paro, el gobierno nacional aceleró el trámite para homologar el convenio (según versiones periodísticas con intervención directa de la presidenta) y la patronal acordó pagar el premio.

Este triunfo de los trabajadores de Vulcabrás aporta al fortalecimiento de la lucha de todo el movimiento obrero y en particular de la región, especialmente al proletariado suarense.


Guillermo Casas

También te puede interesar:

A reforzar las guardias y la solidaridad con los obreros ceramistas.
Intentan avanzar en el remate de la fábrica. Obreros y organizaciones se concentran en los portones.
Fue con un acto frente a la Casa de Neuquén, en la Ciudad de Buenos Aires.
El mismo fue discutido y elaborado por los trabajadores de la fábrica.
El viernes los trabajadores se reunirán con la ex patronal y el gobierno.