04/09/1997 | 555

UBA: El Frente Gremial Docente encabeza lista unitaria del activismo

En la Asociación de Docentes de la Universidad de Buenos Aires (Aduba) se formó la Lista de Unidad Gremial para las próximas elecciones. La lista está integrada por el Frente Gremial Docente (FGD) y la Corriente Nacional Protagonismo y Lucha (CNPL), las dos listas que componen la oposición al oficialismo de la Conadu, y por un conjunto de activistas independientes que han llevado adelante la tarea de defender Aduba, tras el intento de destrucción del gremio de su anterior secretario general, Ricci, expulsado por inconducta gremial en 1996 (acusado, además, por su manejo de los fondos sindicales en la justicia penal).


El FGD, donde militan los docentes del PO, propuso formar una lista unitaria con el programa surgido de asambleas y congresos. Como dice una de nuestras reporteadas, llevar a cabo esa tarea no fue fácil. Los docentes enrolados en el PTP (CNPL), obligados a la ruptura con Ricci, pretendían llevar al activismo a una lista que excluyera al FGD, mayoría en el gremio.


Con la activa participación de los activistas, se impuso finalmente una lista para Mesa Ejecutiva que reúne la representación de todas las facultades y de todas las tendencias, reconociendo en su composición la labor de organización y lucha llevada adelante por el FGD.


El acuerdo programático básico se funda en la defensa unitaria de la lucha docente a escala nacional contra la política menemista de dividir al gremio en paritarias por universidad; reclamando la media canasta familiar para el cargo testigo y la recomposición del nomenclador de cargos y funciones; el rechazo de la reforma Shuberoff, porque es la adaptación de la UBA a los objetivos del Banco Mundial; la derogación de las leyes de Educación Superior y Federal de Educación; la recuperación de las prestaciones de Dosuba y la defensa de las obras sociales universitarias con cobertura universal, solidaria, contra la política de desregulación y mercantilización de la salud del Banco Mundial.


A continuación, tres reportajes a destacados dirigentes de Aduba:


Néstor Correa


Candidato a secretario general por la Gremial de Ciencias Sociales y miembro del Frente Gremial.


¿Cuál es tu opinión sobre la formación de la lista?


Creo que fue un importante paso adelante que todas las fuerzas que intervinieron en la lucha contra la reforma hayan constituido una lista única. Era un reclamo de la docencia que ha intervenido en todo este proceso, porque hay que hacer frente en el propio curso de la campaña electoral a la embestida que, desde distintos ámbitos, se está orquestando para impedir la plena estructuración sindical de los docentes, teniendo en cuenta que la misma va a ser un eje decisivo en la lucha por defender el salario y la universidad pública.


Es una lista representativa del conjunto de las facultades y creo que el Frente Gremial Docente ha tenido un importante papel en la conformación de la lista.


¿Cuáles deberían ser las primeras tareas luego de la elección?


Abrir una campaña de sindicalización masiva que permita una participación creciente de los docentes y estructurar un sindicato de masas. Teniendo como eje una campaña por el salario, la media canasta para el cargo testigo, y para enfrentar la embestida que tanto desde el gobierno central, como de la Alianza, confluirán contra las reivindicaciones docentes, porque forma parte del programa del Banco Mundial que ambos apoyan.


Alejandra Valerani


Candidata a secretaria de Derechos Humanos y Acción Social y actual secretaria gremial de Aduba


¿Cuál es tu opinión sobre la formación de la lista unitaria para estas elecciones?


Hemos logrado algo fantástico, haber hecho una lista juntos todos los que llevamos adelante esta pelea contra quienes quisieron destrozar el gremio. Es fundamental para poder seguir madurando esta tarea de mantener el gremio; para los docentes y no para los que lo quieren utilizar para uso personal y para negociar con Shuberoff.


¿Cuál pensás que es el trabajo que debe encarar la lista, una vez realizadas las elecciones?


Hay dos tareas fundamentales: la primera es la recomposición del sindicato, recuperar la capacidad de acción que estuvieron empantanando algunos, para conseguir estas reivindicaciones, que es la segunda tarea.


Gabriela Vargas


Candidata a secretaria de Finanzas y actual miembro de la gremial del CBC


¿Qué balance hacés de la formación de esta lista en Aduba?


Fue necesario plantear esta lista de unidad frente al debilitamiento del gremio que provocó Ricci. No fue fácil. En algunos momentos, los partidarios de la unidad nos sentimos descorazonados, pero después de discutir bastante pudimos reunir en esta lista a varias corrientes que piensan que el gremio debe servir para defender los intereses de los docentes.


¿Qué punto del programa común te parece importante destacar, y qué otros puntos deberían formar parte del programa de Aduba?


Los puntos más importantes son luchar contra el decreto de paritarias, luchar contra la reforma de Shuberoff en la UBA, y agregaría la situación de flexibilización laboral en la Universidad.


¿Por qué pensás que en la UBA ya está impuesta la flexibilización laboral?


Porque hay un alto porcentaje de docentes interinos a los que se les renueva el contrato por cuatrimestre, o anualmente, sin posibilidades de concursar el cargo.


¿Cuál es la tarea que ves por delante en la nueva Mesa Ejecutiva?


En el CBC, la situación se agrava por la implementación de la reforma, que ya empezó a concretarse en Económicas, y porque su presupuesto ya está a punto de acabarse y, según las autoridades, se nombraría a los docentes cada 3 meses y no cobrarían durante el verano. La tarea de Aduba en el CBC debe ser movilizar a los docentes para luchar por sus reivindicaciones.


¿Al finalizar el paro de la Conadu, qué balance hacés?


En el CBC fue muy generalizado y las discusiones pasaban porque los docentes no veían que la Conadu programara una lucha para alcanzar algo, que no proponía nada más para presionar hasta conseguir lo que reclamamos.


¿Querés agregar algo más?


Lo más importante que nos queda para el éxito de estas elecciones es poder lograr una gran campaña que convenza a los docentes que deben votar, para defender al gremio, para tener un gremio que luche por sus reivindicaciones y no un sello.

En esta nota