10/03/2011 | 1167

Comercio Capital: Un planteo frente a las elecciones y las paritarias

Por Gustavo

Las elecciones del Sindicato de Empleados de Comercio de Capital Federal han sido convocadas para el 23 de marzo, aunque ya se discute su postergación. Se presentarán dos listas: la Azul, encabezada por el geronte Armando Cavalieri, y la Verde-Bordó, liderada por el kirchnerista Nieva, y apadrinada por Hugo Moyano.

Durante el período 2006-2010, Cavalieri-Nieva coexistieron en la Comisión Directiva del gremio, estrujando los procesos de organización independiente de los trabajadores, y permitiendo el avance de la precarización en la actividad mercantil. Por lo tanto, no nos hallamos en presencia de una ruptura progresiva, capaz de superar el sindicalismo burocrático de Cavalieri, sino ante una ruptura de aparato, que se explica en parte por el fuerte desembarco del moyanismo en el SEC.

Nieva proviene del ultrakirchnerista Grupo Michelángelo, en tanto que Cavalieri viene marcando una distancia del gobierno nacional. Ambas son listas de las «gerencias» contra el activismo -una de unas gerencias-, la otra de otras, pero las dos matoniles y patronales.

Las elecciones serán la antesala de futuras elecciones en la FAECyS, federación nacional de empleados de comercio, que cuenta con 252 seccionales en todo el país, y un millón de afiliados.

Cavalieri apuesta todas sus fichas al aparato, construido en base a la entrega de las reivindicaciones obreras a las patronales supermercadistas y de calls, y se presenta como el gremialista del «diálogo», en contraposición a lo que sería el gremialismo de «choque» de Moyano. Por su lado, el sector moyanista cuenta con la aprobación de los medios oficialistas (Tiempo Argentino, etc.), y se movilizó al Ministerio de Trabajo exigiendo la entrega de los padrones digitalizados.

Se vislumbra una elección tormentosa, que en cualquier caso está alejada de la verdadera agenda de los trabajadores. Como se vota sólo en tres lugares de votación, los aparatos serán clave en el desenlace. No hay opción para el joven activismo, por lo cual Combativos Mercantiles vota en blanco, pero no se abstiene de impulsar en distintos sectores el movimiento de lucha explotando la crisis.

Paritarias: por un frente único de los luchadores

El proceso electoral se desarrollará en simultáneo con las negociaciones paritarias, en las que el SEC ha solicitado un aumento de «entre 30 y 35 por ciento» (Clarín), rechazado de antemano por la Cámara de Comercio como «exorbitante». Pero lo único exorbitante es la inflación, que ha desvalorizado nuestros salarios. Hacemos un llamado a todos los luchadores a un frente único en estas paritarias, para enfrentar el retraso salarial y la precarización laboral: por un 35% de aumento salarial al básico y sin cuotas; reconocimiento de la insalubridad en call centers y cámaras de frío, con pago de jornada completa; pase a planta de todos los trabajadores por agencia, y reencuadramiento de los agentes de call centers en el convenio más favorable (¡abajo la tercerización!); aumento de emergencia de 1.000 pesos hasta las paritarias; por comisiones internas independientes de las patronales en todos los lugares de trabajo.Impulsemos asambleas y mandatos en este sentido. Construyamos una alternativa combativa y antiburocrática.

En esta nota