Sindicales

23/6/2022

|
1647

XXVIII Congreso del Partido Obrero

Una apuesta al movimiento obrero

Comisión de trabajo en los sindicatos

Foto: Andrés Ojo

La Comisión de Movimiento Obrero del XXVIII Congreso se paró desde la construcción del partido en los sindicatos ante el salto en la crisis económica y social, la crisis política y el reanimamiento de luchas. El desarrollo de un sindicalismo revolucionario tiene más vigencia que nunca ante la integración al Estado de todas las alas de la burocracia sindical al gobierno del FdT y su pacto con el FMI. La lucha por una nueva dirección clasista es fundamental para la construcción de un nuevo movimiento popular con banderas socialistas. En esa línea reforzamos la campaña por el paro nacional y el plan de lucha. Votamos un plan de acción política múltiple de agitación fabril, cursos, charlas e iniciativas varias en función de la constitución de los círculos partidarios por empresa y por gremios.

Desde luego, nos enfocamos en llevar a la victoria la gran lucha del Sutna, destacamento de vanguardia en el movimiento obrero industrial en torno a las paritarias y la recuperación de conquistas (horas al 200% de fin de semana) con una resolución especial. También con los docentes autoconvocados de La Rioja, que iniciaron la quinta semana de huelga y fueron reprimidos por la policía del gobierno peronista; un proceso de lucha donde los militantes del PO y de Tribuna Docente ocupan un destacado lugar. Lo mismo respecto del plan de lucha de Conadu Histórica y de todas las luchas del período, sean los docentes de San Juan como antes Misiones, las huelgas de Unter y salud en Río Negro, UOM de Río Grande o ahora Bagley en Córdoba.

La cuestión de las agrupaciones clasistas de la Coordinadora definió tareas para nuevos y viejos trabajos en más de cincuenta gremios. Una celebrada refundación de nuestra agrupación en el pescado de Mar del Plata, con plan sobre veinte plantas del puerto. La campaña por la registración y afiliación del nuevo sindicato en formación de Casas Particulares. El desarrollo de La Pista, la agrupación aeronáutica luego de la victoria del activismo en Controladores Aéreos. El creciente reagrupamiento en Empacadores y Rurales de Río Negro y Neuquén con la elección de numerosos delegados independientes de la burocracia. La apuesta a una agrupación textil nacional después de la gran victoria en Textilana para unir a otros procesos antiburocráticos textiles. Lo mismo en la Alimentación, a partir de los avances en Mendoza y Santa Fe, en molineros y pasteleros. Las perspectivas de la agrupación de Casineros, por mencionar algunos de los muchos desarrollos que debatimos. Planificamos un trabajo nacional de partido en la UOM, para reagrupar después de la ola de despido de activistas en diversas fábricas y ante el recambio burocrático de Furlán por Caló. Volveremos progresivamente a los boletines impresos.

En el aluvión de elecciones post-pandemia intervenimos con todo y con avances importantes como Neumático, AGD, Amsafe -que fue festejo por ser la más reciente-, como antes Aten Neuquén y muchas otras a nivel seccionales y/o cuerpos de delegados. En torno al retroceso en el Suteba, lo caracterizamos no solo en los motivos que ya desarrollamos en Prensa Obrera, sino como un episodio provisional, porque de inmediato se han producido paros muy fuertes al margen de Baradel en La Plata y Ensenada, la movilización de 80 escuelas en La Matanza con el Suteba Multicolor a la cabeza y, por sobre todo, una monumental reacción en las elecciones de delegados de escuelas con victorias multicolores masivas en Ensenada, La Matanza y otros distritos con Tribuna a la cabeza.

Reafirmamos la defensa del Plenario del Sindicalismo Combativo y del frente único antiburocrático en toda la línea, combatiendo las tendencias de la izquierda electorera y/o antipiquetera que pretende transformarlo en un mero brazo del Fitu, en desmedro de los sindicatos recuperados. El PSC sirve en tanto sea una referencia nacional actuante de unidad de ocupados y desocupados contra la entrega de la CGT y las CTAs. Pusimos proa durante el propio congreso a la lista nacional por una nueva dirección clasista en la CTA, que encabeza Ileana Celotto de AGD-UBA.

La campaña por el paro nacional y el plan de lucha instalada por el PO desde la Marcha Federal del movimiento piquetero se ha colocado en la agenda de debate nacional. Votamos su continuidad mediante la agitación y la lucha política hacia todas las organizaciones sindicales para que rompan con el gobierno y convoquen a la lucha. Con estas tareas centrales votamos un plenario nacional de la CSC en setiembre. Manos a la obra, tras este gran XXVIII Congreso.