04/04/1996 | 488

Una bomba de tiempo en Dock Sud

La destilería del pulpo Shell, en Dock Sud, es conocida por la amenaza ecológica que representa contra la población de la zona. Pero en esa cuestionada planta de coque, la patronal obliga también a los trabajadores a combinar tareas operativas y de mantenimiento, barriendo con las categorías del convenio colectivo.


La patronal ya ha anunciado su intención de extender la ‘polifuncionalidad’ a toda la refinería. El argumento es suprimir los “tiempos muertos” del personal operativo. Pero es evidente que la sobrecarga de trabajo afectará las condiciones de seguridad en que opera la refinería, aumentando la posibilidad de accidentes y aun de explosiones que podrían derivar en una tragedia como la que, meses atrás, vivió Río Tercero.


La patronal busca un achatamiento salarial y la descalificación del personal: junto con la “multiplicidad de tareas”, hace tiempo que no se llenan las vacantes de quienes renuncian o se jubilan. Para las tareas menos calificadas se recurre crecientemente a contratistas. La ‘polifuncionalidad’ que se acaba de anunciar podría ser el primer paso de un plan de despidos.


El pasado viernes 29, una asamblea de los trabajadores de la refinería resolvió rechazar la polifuncionalidad e iniciar un plan de movilización. La Comisión Interna de la refinería iniciará una campaña dirigida a las comisiones internas, a la población de la zona, sociedades de fomento y organizaciones ambientales, llamando a apoyar la lucha contra una ‘flexibilidad’ que convierte a Dock Sud en una bomba de tiempo.

También te puede interesar:

Un acuerdo del que se vale el intendente Sanzio para hacer campaña y que fue facilitado por la burocracia del Smata.
Se encuentra demorado en la comisaría el secretario gremial de SMATA Rosario.
Una crisis que muestra la inviabilidad capitalista.
Dos caras de la misma moneda: la depredación capitalista del ambiente y de la fuerza de trabajo.