18/12/1997 | 569

…Una lucha tenaz…

Los trabajadores del HI ingresamos en la cuarta semana de paro y movilización y nuestros reclamos siguen pendientes, ya que a la fecha se cobró el 50% del sueldo del mes de octubre. Se torna por lo tanto necesario un balance del conflicto.


 


• Superamos la división, la profundización del conflicto obligó a dejar de lado las divisiones y parálisis que históricamente fomentaron las gremiales sindical (ATSA, cuerpo de delegados) y médica (AMHI), para dar lugar al reclamo unitario de pago de los salarios, aguinaldos y deuda previsional, al conjunto de los trabajadores del HI.


• Quebramos la maniobra patronal y del Ministerio de Trabajo de pretender declarar ilegal el paro médico, retrotrayendo la situación al estado previo, por lo cual el paro sigue.


• El 3 de diciembre (Día del Médico), en una jornada histórica, acto de protesta y movilización, más de 300 compañeros (médicos y no médicos) nos movilizamos y cortamos las avenidas Nazca y Juan B. Justo, por espacio de 3 horas.


Este es el camino correcto para lograr la satisfacción de los reclamos que generaron el conflicto, es decir, el pago de los sueldos de octubre y noviembre, los aguinaldos 96 y 97, las deudas y aportes previsionales, los tickets canasta y los honorarios de consultorios externos.


Debemos señalar, sin embargo, que estamos en presencia de una puja entre sectores patronales, y que la gremial médica y su grupo de jefes de servicios están buscando insertar al HI en el ‘negocio’ de las Obras Sociales. Esto implica achicamiento, flexibilización y despidos… Nos oponemos a esta solución, pretendemos un hospital abierto a la comunidad, estatizado y bajo control de los trabajadores.


Otro hecho a tener en cuenta es que el doctor Beraja (presidente del Banco Mayo y de la DAIA) nombró y sostuvo a la actual conducción del HI y que su Banco es el ente administrador y distribuidor de los ingresos del HI (PAMI y Obras Sociales), y además su “principal” acreedor, ya que mantiene sobre el HI una deuda confiscatoria con tasas de interés usurarias. Por eso, proponemos que se abran los libros y las cuentas del HI y que una comisión de trabajadores se ocupe del control de las finanzas.


Por último, creemos que es necesario profundizar la lucha y rodear de solidaridad el conflicto, creando un Comité de Huelga y una Comisión de Defensa del Hospital, de la que participen comisiones vecinales, de jubilados, sindicales y partidos políticos.


 

En esta nota

También te puede interesar: