Los empresarios dueños de la Clínica Junín, vaciaron la empresa y abandonaron hace dos años a sus trabajadores, quienes hoy la custodian y hacen funcionar brindando salud y servicios esenciales para la sociedad.


El fiscal que investiga la denuncia penal de los trabajadores dijo que debió resolverse la indisponibilidad del edificio de la clínica y ser entregado a sus trabajadores.


El juez Carlos Alberto Salazar dispuso, el 26 de marzo, hacer lugar al pedido del fiscal, y así lo notificó a los trabajadores.


Días después, el 6 de abril, el mismo juez resolvió dejar sin efecto la medida anterior y negar la clínica a sus trabajadores.


La Justicia debe entregar la clínica a sus trabajadores en defensa de la salud y el trabajo, por eso los trabajadores, lejos de deprimirse por la medida del juez, están más unidos que nunca y con más fuerza, porque cuentan con el apoyo de la sociedad, de los partidos políticos, y de los sindicatos combativos, como así también de la Legislatura de Córdoba. Dicho apoyo quedó demostrado el día 12 de abril, cuando el fiscal presenta la apelación a la medida que el juez negó, juntamente con los trabajadores y sus respectivos abogados, y para que quedara bien claro que los sectores nos apoyan, el jueves 15 de abril realizamos una marcha hacia Tribunales II acompañados con todos los sectores que nos respaldan y acompañan en esta lucha, porque la salud es un derecho y no un negocio para unos pocos.


El juez primero dice que sí a la medida cautelar y de pronto cambia de parecer. ¿Qué pasó en el medio? ¿Una mano negra? ¿Una coima? Seguimos con los corruptos enquistados en la sociedad.


Ahora nuestra causa fue sorteada y la tratará la Cámara 4 de la Secretaría en lo Criminal.


Lejos de apocarnos y de quitarnos fuerzas, estamos más decididos que nunca, esto no nos impide que sigamos trabajando, y vamos por más, vamos por la expropiación definitiva de la clínica. Aprovechemos este medio para decir también que el fiscal sigue pensando como los trabajadores, desde el momento en que presentó la apelación a la medida cautelar.


Agradecemos a todos los sectores que están con nosotros en esta lucha; la unión de los trabajadores hará que la Clínica sea del pueblo de Córdoba

También te puede interesar:

Su prevención es posible con concientización y presupuesto.
Le siguen también la puesta en marcha de sustituir planes por trabajo precarizado y más endeudamiento.
Desde la rotonda de San Justo hasta las puertas de la intendencia, se movilizaron más de 100 barrios con un pliego de reclamos.
10 mil vecinos organizados en el Polo Obrero y el Partido Obrero presentaron petitorios por el derecho a la educación, salud, trabajo y vivienda.