16/10/2014 | 1336

Una semana de paro en Valeo frente a los despidos


Los trabajadores de la autopartista Valeo están de paro por 35 despidos de personal efectivo. La empresa se escuda en el procedimiento preventivo de crisis que aceptó el gobierno provincial y pretende, además, que los despidos sean con el 50 por ciento de las indemnizaciones.


 


La asamblea rechazó la propuesta patronal de una «paz social» de cuatro meses a cambio de convertir los despidos en suspensiones. Ese camino ya fue recorrido en el conflicto anterior y terminó con 60 contratados despedidos. En un año, la empresa se desprendió de más de 100 trabajadores, casi un 40 por ciento del personal.


 


Los trabajadores de Valeo denunciaron que la empresa rechazó contratos que estaban prácticamente cerrados con Toyota y Nissan por indicación de su casa matriz en Brasil. Ya en julio habían denunciado que la empresa (productora de ópticas) tenía ventas cerradas por varios años y había hecho inversiones en la planta para cumplir con las mismas.


 


Quieren “limpiar” la fábrica Es evidente que la empresa acumuló stock, una parte en la propia fábrica (ahora lo están sacando), pero también fuera de ella. Lo que busca la patronal es «limpiar» la fábrica de los trabajadores que en marzo -luego de 18 días de toma- le impusieron reincorporaciones, un plus salarial y la efectivización de contratados. Es una vendetta.


 


Luego de esa toma, la empresa, el gobierno y la Justicia lanzaron una ofensiva contra los activistas (15 de ellos están procesados) y en particular contra los delegados (dos con pedido de desafuero y uno fuera de la fábrica por orden de un fiscal). El burócrata delasotista Urbano es partícipe de esta persecución contra los delegados opositores en toda la provincia, quienes revelaron tener una fuerte incidencia en las principales fábricas.


 


Por otra parte, Montich -la principal autopartista de la provincia, también de capitales brasileños- montó una estafa dibujando una crisis para recibir los Repro. Aquí colaboró el Ministerio de Trabajo de la Nación y la burocracia de la UOM. Los delegados denunciaron que desde junio la empresa no tiene suspensiones y que incluso hay trabajadores que hacen horas extras. Ante el reclamo de un aumento salarial de 1.000 pesos, la patronal ofreció darles el 20 por ciento del subsidio nacional (390 pesos y tres bolsones con mercadería) con el acuerdo de la UOM, que se quedaba con un 5,5 por ciento. Urbano terminó aceptando toda la denuncia en un programa de televisión, mientras mandaba cartas documento a los delegados y amenazaba con desaforarlos y expulsarlos del gremio para facilitar sus despidos.


 


Exigimos la inmediata reincorporación de los 35 despedidos de Valeo y la apertura de los libros de contabilidad de la empresa. La situación plantea el paro general de la UOM, un plan de lucha y la convocatoria a un congreso de delegados con mandatos de asambleas en todos los establecimientos.


 

En esta nota

También te puede interesar:

El nosocomio "está operativo internamente" sin responder a reclamos de les trabajadores.
El suboficial vendía drogas en el norte cordobés. Un nuevo episodio de un aparato represivo descompuesto.
El Ministerio de Salud de la provincia deberá responder por los afectados de prácticas productivas contaminantes.
Nueva fachada para los negocios vinculados al ambiente.
Este lunes súmate a la asamblea general para desarrollar un plan de lucha en defensa de nuestra educación.
En defensa de las nuevas ocupaciones, seguimos en el reclamo por la tierra y la vivienda.