13/07/2020

UTA: fuerte crecimiento de los casos de coronavirus en las líneas de Amba

Crecen los contagios de choferes ante la desidia patronal.

Durante las últimas semanas los contagios entre los trabajadores de las empresas de colectivos pegaron un enorme salto: más de 100 contagiados y 3 trabajadores muertos en más de 50 líneas de colectivos, mayormente del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba).

Otro aspecto relevante son los casos de líneas dentro de las cuales los contagios alcanzan a un número considerable de trabajadores. Por ejemplo, en la línea 202 de la zona de Berisso-La Plata, hubo 12 contagios, situación frente a la cual debió ser suspendido el servicio. Otro caso de contagios numerosos se dio en la línea 21, en la cual murió uno de sus trabajadores (el primero en la zona del Amba) y en la línea 60, con 10 trabajadores contagiados a la fecha. Esta situación se potencia porque las patronales incumplen las medidas de seguridad en la mayoría de las cabeceras y unidades. Las denuncias realizadas por los propios trabajadores acerca de esta situación de desmadre son cada vez más numerosas.

Frente a la escalada general de casos, el “endurecimiento” de la cuarentena en el Amba durante estas semanas no trajo modificaciones respecto al transporte que circula entre la Ciudad y la provincia de Buenos Aires y está habilitado como actividad esencial. Los límites insalvables de este “endurecimiento” están determinados, por un lado, por las necesidades de las grandes patronales, habilitadas todas a producir bajo el paraguas de la esencialidad y, por otro, por el retiro progresivo de los subsidios para los sectores populares y el ataque al salario y al aguinaldo de los trabajadores.

La burocracia sindical de la UTA (que nuclea a los choferes), en sus dos facciones (Fernández y Bustinduy), boicotea los reclamos frente el incumplimiento de los protocolos de higiene y seguridad por parte de las patronales. En particular, se oponen al cese de actividades en las líneas donde aparecen casos de coronavirus, que es la respuesta más elemental de los choferes que no quieren arriesgar su vida por la falta de las condiciones de trabajo que se requieren en esta situación. Argumentan que no se puede parar el servicio, dado su carácter esencial. Mandan a los choferes al matadero.

El planteo fundamental frente a esta situación de pandemia es la lucha por protocolos de salubridad en todas las líneas y por comisiones de higiene y seguridad, con poder de suspender las tareas ante el incumplimiento de los protocolos.

Como herramienta de denuncia acerca de la situación de los choferes, la Naranja de UTA inició un registro de empresas del transporte en las cuales hay casos de coronavirus. Este registro fue posteriormente impulsado, colaborativamente, con un importante número de activistas del gremio y finalmente completado por delegados de la línea 60, con la aprobación de su Cuerpo de Delegados.

Este registro, en el que se detallan los totales de trabajadores contagiados, las empresas en las que trabajan y las fuentes de información, tiene utilidad para lograr una aproximación a lo que pasa realmente entre los trabajadores del colectivo, ante la completa ausencia de estadísticas del Ministerio de Transporte y el silencio de las patronales y la burocracia sindical respecto a la situación real de la pandemia en el transporte de pasajeros. Una muestra de cómo los trabajadores toman en sus manos la lucha real contra los estragos de esta pandemia en el movimiento obrero.

En esta nota

También te puede interesar: