06/09/2007 | 1008

UTPBA: Sí, tienen miedo

Los directivos de la UTPBA no tienen límites. Con una perversión digna de los peores personajes de la historia, tratan de convertir a los victimarios en víctimas, y viceversa.


Luego de proscribir al frente opositor Naranja-Violeta e Independientes -una medida sin antecedentes en el gremio de prensa-, publicitaron que iban a realizar una “marcha” a Perfil para repudiar un supuesto “acuerdo” entre Fontevecchia y los delegados de esa editorial, que son candidatos de la lista opositora. Si todo esto no hubiera tenido el objetivo miserable de intentar esconder la insostenible decisión de proscribirnos, el planteo podría quedar para la historia del ridículo.


Tuvieron que abandonar la idea de hacer la “marcha” por el repudio que generó entre los compañeros de Perfil y entre todos los demás trabajadores del gremio que se fueron enterando.


Fracasada esta maniobra, ahora arrancan con otra. Por boca de connotados dirigentes de la UTPBA, nos enteramos de que no fuimos proscriptos, sino que, pese a haber cubierto todos los requisitos, haber peleado por cada candidato que nos bochaban, reemplazándolos por otros en los casos que fue necesario, y otro tanto con los muchos más de 200 avales de afiliados que presentamos, somos nosotros los que, en el fondo, no queremos presentarnos y por eso “los obligamos” a proscribirnos para así trabajar en las sombras “para que el Ministerio de Trabajo intervenga el sindicato”.


Frente a esto, la 'supercombativa' conducción de la UTPBA, que piensa y piensa todo el día, sentada en los cómodos sillones del sindicato, ha decidido “defender a muerte a la entidad y realizar cueste lo que cueste las elecciones”… con lista única.


Señores: los compañeros de la Naranja-Violeta e Independientes, entre los cuales hay una enorme cantidad de delegados de empresas del gremio, que trabajamos desde hace muchos años en distintos medios, que nos rompemos todos los días para poner freno a los atropellos de las patronales, queremos participar en las elecciones.


Por esa razón es que hemos presentado ayer un escrito ante la Junta Electoral para que revise su decisión. Y si este pedido es rechazado, la semana próxima vamos a realizar una marcha al Ministerio de Trabajo para reclamar que se nos permita participar en las elecciones.


Basta de infamias, señores conspiradores.

Basta de mentiras con patas cortas.

El gremio no es propiedad privada de una burocracia que vive a costillas de los trabajadores desde hace 23 años.

Democracia sindical.

Hay que levantar la proscripción de la Lista Naranja-Violeta e Independientes.

Si creen que nos vamos a callar, están equivocados. Si creen que vamos a bajar los brazos, están equivocados. Vamos a pelear a muerte por nuestra participación.


 

También te puede interesar:

A pesar de la presión de las patronales se concretó una medida de fuerza en reclamo de una recomposición salarial.
Vamos con todo al paro del miércoles 9 en defensa de las condiciones laborales de los trabajadores de prensa.
#ParoSipreba. Ahora es cuando. Vayamos por un plan de lucha hasta ganar.
"Hay que empezar por los derechos laborales de las trabajadoras", Romina Del Plá acompañó el dictamen en disidencia.