El jueves 5/9 los vecinos organizados en el Polo Obrero resolvimos ir a la Municipalidad para reclamar trabajo de 600 pesos de mínimo indexado al 1° de enero o subsidio de 500 pesos para todos los desocupados mayores de 16 años; por el atraso del pago de los planes «Jefes y Jefas»; por aquellos que quedaron fuera del plan sin respuesta y el ingreso de nuevos; comida para los comedores populares y 50 bolsones de alimentos para los vecinos.


En el mismo momento el Polo de Merlo estaba marchando a la Intendencia y Hurlingham lo hacía al día siguiente (ver PO N° 771).


Coordinación y lucha


Ante la falta de respuesta, resolvimos movilizarnos el viernes 13/9. Como el secretario no estaba, realizamos una asamblea y votamos cortar la calle. En pocos minutos se hicieron presentes los medios de comunicación locales y el subcomisario Pérez, quien se ofreció como mediador. El concejal Tobi, del PJ, encargado de los planes de Jefes y Jefas, nos comunicó que el intendente se encontraba en La Plata y que él mismo negociaría con nosotros. Ante la asamblea, luego de tener la garantía del intendente, nos informó que pasemos a retirar los alimentos y que comenzarían las gestiones para los comedores populares. Y el compromiso de ingresar los proyectos del Polo Obrero.


A través del método directo resuelto por los vecinos del Polo Obrero de Santa Catalina y Barrio La Milagrosa, dejamos el testimonio de que organizados luchando por lo nuestro podemos ganar.


Llamamos al conjunto de los explotados de Marcos Paz a organizarse en el Polo Obrero. Que se vayan todos, por una Asamblea Constituyente con poder.

También te puede interesar:

El nuevo protocolo elimina las burbujas y el distanciamiento obligatorio dentro de las aulas.
¡Fuera de la educación pública y la formación docente!
Así se refirió Amanda Martín, secretaria gremial de Ademys y legisladora porteña a los anuncios de Larreta sobre las clases presenciales a partir de agosto.