27/07/1994 | 424

Victoria antiburocrática en el hospital Baigorria. Triunfo de la lista opositora en el Hospital provincial

¡Luego de 8 años! sin elecciones de delegados, las mismas fueron convocadas entre “gallos y medianoche” para el pasado 8 de julio. Una semana fue el tiempo para conformar las listas, realizar la campaña y votar. El escasísimo tiempo y el proscriptivo “reglamento de UPC” impusieron enormes dificultades para la presentación de las listas opositoras. Por ejemplo, la exigencia de que solamente puedan votar los que tengan 6 meses de afiliación marginó a un sector muy importante de compañeros, entre ellos muchos activistas (ya sea porque pasaron recientemente a planta permanente o porque estaban desafiliados en protesta con la política de la burocracia del sindicato).


A pesar de las trabas, tanto en el Hospital Baigorria como en el Hospital Provincial se presentaron listas opositoras que triunfaron. Queda la especulación de cuál habría sido el alcance de este movimiento opositor si se hubiese contado con más tiempo.


En el Baigorria, de 112 votantes (un tercio del personal) la lista antiburocrática (independientes, PO) obtuvo 70 votos contra 38, mientras que en el Provincial la lista opositora venció a pesar del alevoso fraude (agregaron unos 100 votantes fuera del padrón). Así dos de los tres principales dirigentes rosarinos de UPCN perdieron en sus respectivos lugares de trabajo.  El tercero, del Hospital Centenario, fue con lista “única”.


La victoria en el Hospital Baigorria corona  la intervención en la huelga de los hospitales del año pasado, donde además de desarrollar un planteo consecuente fue un referente antiburocrático en la propia lucha. La lista, votada en Asamblea, se presentó con un compromiso de programa que sostiene … “que luchará por la democracia sindical (no más 8 años sin elección de delegados), por el salario, completamente deteriorado, contra los descuentos de los días de paro (que a pesar de las promesas aún continúan), en defensa del hospital público, contra el traspaso de las Cajas jubilatorias de la Provincia a la Nación y la defensa integral de todas las conquistas jubilatorias y laborales de la Provincia”.


Este proceso tiene gran importancia en momentos en que se plantea la necesidad de una lucha consecuente ante los intentos del gobierno Reuttemista de atacar la jubilación provincial, vía el traspaso de la caja o mediante la liquidación de las conquistas del sistema previsional provincial (extensión de la edad jubilatoria, reducción de los haberes, etc.), el ataque a la obra social (IAPOS) y frente al congelamiento salarial.