26/01/1995 | 437

Victoria de los vecinos de Glew

Un año y medio atrás, vecinos de Glew comenzaron a desbaratar una estafa en relación a la instalación de gas natural. Entrevistamos a tres integrantes de la Comisión de Gas, que nos relatan cómo su movilización le paro la mano a los negociados del “gobernador de las Obras”.


C: La empresa Leaco hace firmar 200 contratos en blanco en el Barrio Gorriti (Glew) para la construcción de la red de gas natural. Frente a esta forma fraudulenta, el barrio se organiza y moviliza, desbaratando la maniobra de Leaco y los “punteros”, formando esta comisión vecinal, que es la que comenzará las tramitaciones directas con Metrogas.


S: Nos movilizamos para que se nos devolvieran los contratos en blanco, cuestión que logramos por la presión de la gente.


PO: ¿Qué pasó con Metrogas?


A: Las tratativas duraron más de un año, tuvimos más de 50 entrevistas donde no se nos escuchó y se nos subestimó. Decidimos dirigirnos a Enargas (ente regulador), el que adoptó la misma postura que Metrogas. Logramos que se convocara a Audiencia Pública Vinculante, donde participaron Metrogas, Municipalidad y nosotros.


PO: ¿Cómo terminó el fallo y qué conclusiones sacan?


C: El 28/12/94, por resolución Nº 40 se establece:


a) Que Metrogas se haga cargo de la obra (es decir, nosotros no tenemos que pactar con las empresas contratistas). Esto tira a la basura la ordenanza 165.


b) Que haya un aporte vecinal, pero éste se realizará cuando ya se esté usando el gas y con acuerdo del usuario. Puede ser en cuotas y cobrarse por factura. No tenemos que hipotecar nuestra casa con contratos individuales.


¿Cuál es el punto que todavía no logramos? Que el aporte sea ínfimo (el máximo es de 530 pesos), pero esto está en discusión. Hemos logrado un triunfo para nuestro barrio, pero sobre todo sirve de antecedente para otros vecinos que tienen los mismos problemas. Por ejemplo, en La Gloria y San Carlos, también con Leaco; en Almafuerte, Canmar y Gendarmería con Continental. El nuestro fue un “caso testigo” y triunfamos. Demostramos la connivencia del Municipio con las empresas.


Lo importante es organizarse. Es saber que los Entes Reguladores no defienden nuestros intereses sino el de las empresas.

En esta nota

También te puede interesar: