10/12/2020
TRABAJADORES DE LA FRUTA

Villa Regina: los trabajadores de La Reginense en lucha por todos sus derechos

La manifestación del miércoles afianzó la organización de los trabajadores. El plan de lucha contra los despidos, por las fuentes laborales y los salarios atrasados, en una etapa crucial.

Los trabajadores de La Reginense realizaron este miércoles una manifestación y conferencia de prensa para luego entregar un petitorio al poder ejecutivo en compañía de trabajadores rurales y empacadores organizados de Villa Regina, de dirigentes de Tribuna Estatal en ATE Río Negro, del Plenario de Trabajadoras, del Polo Obrero y el Partido Obrero, en la cual se denunciaron los despidos ilegales (existe un decreto presidencial que los prohíbe) y pidieron la reincorporación, además de la reactivación de la fábrica en defensa de las fuentes laborales de cara a la temporada 2021. También reclamaron por los salarios atrasados. La jornada comenzó frente a la Municipalidad de la localidad, donde luego de concentrarse los trabajadores de La Reginense hicieron una conferencia de prensa denunciando todos los atropellos patronales y estatales que han venido sufriendo. Quienes tomaron la palabra durante la conferencia fueron referentes de otras luchas, como Daniel Milla, de rurales organizados de Villa Regina, que denunció que son responsables «porque están unidos, los gobiernos y los patrones», y Norma Dardik, trabajadora del hospital local y dirigente de Tribuna Estatal en ATE Río Negro, que manifestó que es necesario organizar un paro nacional inmediatamente. Milla hizo una fuerte denuncia contra la actual conducción de Uatre en particular y de los sindicatos en general, que en vez de estar acá defendiéndonos militan la entrega de nuestros derechos, como dijo «está ocurriendo con los compañeros de La Reginense».

La concentración marchó una vez terminada la conferencia y entregado el petitorio hasta el Concejo Deliberante, donde entregaron otro con las mismas exigencias. Allí interpelaron a varios concejales/as por no legislar ante esta situación, señalandolos como «espectadores», y por lo tanto responsables de no «poner frenos» a tantos atropellos estatales y patronales, manifestó Cañupan, trabajador del empaque de La Reginense. Los trabajadores recordaron que muchos se sacaron fotos en las elecciones, entre ellos el exgobernador Alberto Weretilneck o el exintendente Vazzana del peronismo, cuando vendieron como un logro la reactivación que terminó por ser una farsa y una traición. Los propios trabajadores contaron a todos los presentes que hoy están peor. Dos trabajadoras de más de 35 años en la fábrica contaron que, incluso con problemas oncológicos han sido abandonados por el gobierno, por la patronal y por sus conducciones sindicales, encontrándose sin ningún tipo de cobertura de salud.

El Estado, la patronal y las burocracias sindicales, un frente antiobrero

Un breve repaso por la historia de La Reginense nos arroja, sobre todo por declaraciones de trabajadores de más de 35 años de antigüedad, que lo que ha ocurrido durante las últimas décadas es un vaciamiento sistemático de la fábrica producto de políticas saqueadoras y de hambre de los últimos gobiernos en relación con la patronal. Durante la manifestación varias trabajadoras manifestaron que en La Reginense supieron trabajar más de 300 trabajadores en 3 turnos por día, que la sidra La Reginense supo tener su carrera en el mundo y este año por primera vez en muchos no se producía, y que nunca la fábrica había estado tan mal. A estas declaraciones contundentes tenemos que agregar que cada vez se usa menos maquinarias de la fábrica o directamente se la sustrae.

En los últimos años la crisis se vio agravada, como también manifestaron los trabajadores durante la conferencia de prensa y durante su interpelación a los concejales. Ya durante 2018 y 2019 (año donde se intervino la fábrica por decisión del Estado provincial y local) se profundizó la crítica realidad de los trabajadores. Comenzaron a percibir salarios en cuotas y atrasados, dejaron de tener cobertura social producto de que la patronal desvió los fondos que debían garantizarla y la temporada 2020 fue por demás corta. De hecho, denunciaron ante los concejales que la nueva intervención era un atropello, puesto que se arrogaba malos tratos contra los trabajadores con amparo del Estado, negociados a espaldas de los trabajadores con las conducción de Soefrnyn (Sindicato de obreros y empacadores de la fruta de Río Negro y Neuquén) como cuando en plena temporada de empaque mando a limpiar yuyos a varias trabajadoras de más de 35 años de trabajo.

La cuestionada intervención terminó este año por desenvolver una serie de maniobras que han convalidado otra dirección en la empresa, de la cual el propio interventor, José Pérez sería miembro. El interventor en cuestión es miembro de otra cooperativa de la zona, demostrando las sospechas de los trabajadores cuando comentaron a Prensa Obrera que veían intereses cruzados detrás. De hecho, es parte de la nueva directiva la que firma los telegramas de despidos, entre las que se tienen que contar la del interventor José Pérez, denunciado por maltrato laboral, y de exmiembros de la cámara de productores de Río Negro, expulsados en su momento por malversación de fondos en dicha organización. Es decir, ahora la icónica fabrica La Reginense se encuentra en manos de una patronal que aglomera parte de la vieja patronal, investigada por desvíos de fondos, así como por una nueva patronal que presenta antecedentes profundamente antiobreros. De conjunto, detrás de la fábrica se ha conformado un frente entre el Estado, la patronal y las direcciones sindicales profundamente antiobrero.

Estatización provincial de La Reginense bajo control obrero para defender las fuentes laborales

A partir de la crisis que se profundiza cada día más y más, los trabajadores están debatiendo una salida. Entre las muchas posibilidades está, por ejemplo, avanzar de manera individual con procesos judiciales contra la patronal y el propio Estado provincial y local, reclamando por todos los derechos y una indemnización al 100%, o aceptar mayor precarización laboral. Juan Cañupan advirtió ante los concejales sobre esto. «No puede avanzarse en la fábrica con la conformación de una cooperativa de trabajo porque no podría permitirse mayor precarización laboral» y llamó a defender las fuentes laborales bajo convenio colectivo de trabajo. Ante esta advertencia, Silvio Rodríguez, patrón frutícola y concejal oficialista, señaló que para que «haya trabajo tiene que haber productores», distorsionando la advertencia de Cañupan, y por lo tanto convalidando la precarización. Rodríguez manifestó, intentando separarse de la crisis de la fábrica que podía responder por las decisiones políticas, que han sido nefastas para los trabajadores y que indudablemente lo tienen como responsable, y no por las decisiones de la patronal, refiriéndose a los despidos. Es decir, no está en el pensamiento de varios concejales salir a rechazar los despidos, sino convalidar la precarización.

Fue Norma Dardik, trabajadora hospitalaria de Villa Regina y dirigente de Tribuna Estatal en ATE y del Partido Obrero quien propuso una salida frente a los trabajadores y los concejales. La propuesta en cuestión fue la estatización provincial de la fábrica bajo control obrero, a la vez que propuso se conforme un consorcio de pequeños productores de la zona que trabajen en la fábrica, llevando adelante una verdadera reactivación para así defender todos los puestos laborales.

Todo el apoyo a los trabajadores de La Reginense. Reincorporación de todos los despedidos.

No al vaciamiento. Por su estatización bajo control obrero para defender todos los puestos laborales.

También te puede interesar:

En el capitalismo el agua es mercancía y se privatiza.
Empleo estacional y pago a destajo.
Los datos hablan por si solos: 6 de cada 10 descocupades son mujeres y 20% de las jóvenes está excluida de las esferas laborales y educativas.