03/06/2020

Villa Regina (Río Negro): trabajadores del empaque La Reginense reclaman sueldos y fuentes laborales

Trabajadoras y trabajadores del empaque La Reginense de la localidad de Villa Regina, provincia de Río Negro que durante la semana pasada realizaron un piquete afuera de la fábrica, y que desde allí marcharon al Concejo Deliberante para reunirse en el estacionamiento con los ediles, se trasladaron en el día de hoy con su reclamo, exigiendo sus salarios y alguna certeza respecto de sus puestos laborales a las puertas de la municipalidad. Allí pidieron que bajara a atenderlos el intendente de la localidad de Villa Regina, Marcelo Orazi de Juntos Somos Río Negro, que llegó al poder de la mano del exgobernador Alberto Weretilneck, hoy senador nacional por el mismo partido político, y de Arabela Carreras, actual gobernadora de la provincia. La jornada de protesta se corresponde con la decisión del total de los y las trabajadoras de la fábrica de declarar un plan de lucha escalonado, ante la falta de respuestas estatales y sindicales.

De hecho, las medidas se producen cuando las promesas del gobierno local, el provincial y del sindicato se hacen humo, luego de una nueva temporada que benefició directamente y solo a la patronal. Es decir, ante la ya conocida estafa de parte de la expatronal del empaque La Reginense para con los y las trabajadoras, y luego de una festejada intervención provincial de la fábrica, supuestamente para investigar a la expatronal y el vaciamiento y los desvíos de fondos públicos que se llevaron adelante, otra vez el Estado y la actual conducción de Soefryn (Sindicato de obreros y empacadores de la fruta de Río Negro y Neuquén) terminan por operar en beneficio de una patronal que utilizó la fuerza de trabajo de los y las trabajadoras y se borró. Ni la expatronal, ni los que utilizaron el empaque esta temporada (Zavecom, Hernández y Emelka) han sido puestos en el banquillo de los acusados, sino más bien que están siendo protegidos y encubiertos por los gobernantes y la propia conducción sindical. Sobre la ultima patronal que operó durante esta temporada, el interventor José Pérez había salido a prometer que los sueldos estaban garantizados. Como esto no pasó, trascendió que algo sí habría pasado en el medio con fondos públicos provinciales que tenían como destino los salarios de las 51 familias que aun hoy esperan.


Las promesas del Concejo Deliberante, otras de las tantas, la semana pasada quedaron en el olvido también. Sumado al rechazo a la conducción sindical, produjo la organización soberana e independiente porque la situación se pone crítica. Esta terminó por confluir en exigirle una respuesta concreta al intendente. Fue así que luego de varias entrevistas con medios de comunicación provinciales en las puertas del municipio, representantes de los y las trabajadoras entraron al municipio en busca del intendente, cuando este se retiraba por una puerta lateral. Allí fue interceptado por quienes aguardaban afuera, produciendo una reunión informal pero esclarecedora. Orazi se excusó en tener línea directa con Juan Caniupan, delegado electo y no reconocido por la conducción sindical, que se encontraba adentro buscándolo a él, y aseguro estar en proceso de resolución del problema. Ante una pregunta de Prensa Obrera sobre los avances de esas resoluciones Orazi mencionó directamente al actual secretario general de la seccional de Villa Regina, Máximo Santibáñez, con quien estaría resolviendo esta situación. Otros trascendidos cuentan de una nueva intervención de la mano de otras dos personas, pero delineada por el gobierno provincial en sintonía con el gobierno local y el sindicato, pero Orazi no profundizó sobre dicho punto. Hasta el momento, una respuesta concreta a los y las trabajadoras es lo que ha brillado por su ausencia.


Al intentar retirarse del lugar, aludiendo una reunión con el cuerpo de bomberos, el intendente fue abordado por 3 trabajadores del empaque, haciéndole saber que lo esperaban a él y que querían hablarle. En palabras de un trabajador, Orazi habría dicho antes de la filmación de Prensa Obrera que no se esperaba esto, en tono de rechazo a la protesta de los y las trabajadoras. A continuación, reproducimos el compromiso arrancado por los y las trabajadoras del empaque La Reginense al intendente de la localidad luego de frenarlo.



También, compartimos el relato de Néstor Vázquez, quien volvió a contar a Prensa Obrera por qué decidieron manifestarse en el municipio en busca de una respuesta.



Juan Pablo Caniupan, trabajador y delegado no reconocido por su sindicato, habló con varios medios y declaró ” El módulo (alimentario) se iba a entregar la semana pasada y no se cumplió, al igual que la transferencia del dinero adeudado”. Prosiguió “el intendente entendió, y se comprometió a dar una respuesta entre hoy y mañana. Queremos una respuesta concreta sobre la promesa de depósito a la que se comprometió la provincia”.


Las conclusiones que ha sacado y sigue sacando un importante sector del movimiento obrero del empaque de Río Negro y Neuquén, es una punta de lanza para todo el movimiento, que rechaza cada vez mas las traiciones de la actual conducción sindical y el sistemático manoseo de los partidos gobernantes. Por eso es necesario rodear de solidaridad esta lucha hasta llevarla a la victoria, para que los y las trabajadoras del empaque La Reginense cobren sus salarios y se les garantice la continuidad laboral. De no tener respuestas en las próximas horas se debatían qué medidas se seguirán en los próximos días. Se ha profundizado así un debate para recuperar el sindicato para los y las trabajadoras como una herramienta propia de lucha, independiente y democrático.


Sin salarios no hay cuarentena. Por el pago inmediato de los sueldos de los trabajadores y trabajadoras de La Reginense.




 

En esta nota

También te puede interesar:

Ángel Mirabal confesó que abusó reiteradamente de dos menores de edad y fue condenado a 5 años de prisión.
Vamos al congreso nacional de la UJS este 25 y 26 de septiembre.
Organicémonos por nuestros derechos de manera independiente.
Exigen salarios iguales a la canasta familiar, insumos de bioseguridad, entre otras demandas. La necesidad de asambleas para votar un plan de lucha provincial.
La organización recién comienza.