07/04/2011 | 1171

Viva la lucha de los municipales y los vecinos de Córdoba

Intendente K, jaqueado por trabajadores y vecinos

-Exclusivo de internet

La lucha por el pase a planta de 1.400 contratados y 300 monotributistas de la municipalidad de Córdoba pegó un gran salto. Desde hace meses se vienen llevando a cabo reuniones de un grupo de delegados con los contratados y monotributistas principalmente de salud, estas reuniones sacaron una serie de iniciativas para ganarse al resto de los municipales a punto tal de obligar a la directiva a convocar una asamblea general de contratados y monotributistas a la que asistieron unos 2.000 compañeros para votar un plan de lucha para poner fin a la precarización laboral. La directiva no garantizó ninguna acción. Los trabajadores del hospital de urgencias se pusieron a la cabeza con una carpa y una ocupación que dio el puntapié a la profundización del conflicto en todo el municipio: se ocupó el servicio de emergencias (ambulancias), el resto de las reparticiones, apenas sabida la noticia, se declararon en estado de asamblea permanente paralizando la municipalidad de Córdoba y ocupando el hospital infantil y una serie de dispensarios.

Los compañeros del servicio de ambulancias junto a activistas mantuvieron bloqueados los accesos a la repartición con la secretaria de salud (cuñada de Giacomino) adentró a la cual le exigían la renuncia y hasta hoy mantienen bloqueados los accesos a la repartición en reclamo del pase a planta.

Mientras esto sucedía, en otro sector de la ciudad cientos de vecinos reclamaban en contra de la pretensión de Giacomino de convertir el predio de enterramiento de la basura de provisorio en definitivo, violando compromisos escritos hace un año atrás. Esto provocó una serie de cortes de ruta por parte de los vecinos, y el desalojó violento por parte de la policía a la misma hora que también intentaban desalojar a los municipales en otro sector de la zona sur de la ciudad. Finalmente el Concejo Deliberante se comprometió a no aprobar la decisión del intendente.

Vecinos y trabajadores no están dispuestos a dejarle pasar una al «soldado de Kristina», como se autotituló Giacomino.

El conflicto de los trabajadores municipales tiende a generalizarse a pesar de los esfuerzos de la burocracia. Si finalmente se produce la renuncia de la secretaria de salud y todo su equipo, como lo reclaman los municipales, se añadiría a la larga lista de funcionarios que ya se fueron (se habla de más de 300), incluida la mujer del intendente, que debió renunciar ante la falta de respuesta al conflicto por la reparación de las escuelas que se acarrea desde el año pasado. Además el intendente tiene un bloque de sólo cuatro de los 31 concejales.

Son los bloques «opositores» los que dejan hacer al intendente (por último adelanta el trabajo que ellos harían), es la burocracia del Suoem la que impide una acción unificada y contundente de los trabajadores.

Por eso, la tarea es impulsar con todo la lucha que ya está en curso y reclamar una asamblea general para votar un paro general de todo el municipio.

En esta nota

También te puede interesar:

El jueves 5. El gobierno no garantiza las 100 mil notebooks que anunció, tampoco la educación virtual ni presencial.
Quienes gobiernan no garantizan la educación al conjunto de lxs estudiantes, bajo ninguna modalidad.
Fue resuelto en una audiencia pública convocada por la concejala Cintia Frencia.
Los bloques patronales acuerdan con este ajuste a las jubilaciones, enfrentemos el ajuste con la izquierda.
¿Quiénes son los “planeros”?
Entrevistamos a Yolanda Peñaloza, secretaria adjunta del Sindicato de Trabajadores Municipales de Jesús María.