fbnoscript
1 de agosto de 2019 | #1559

“La separación de la Iglesia del Estado se ha transformado en un planteo de masas”

Acto del Partido Obrero frente a la Catedral

El Partido Obrero realizó esta mañana una actividad frente a la Catedral por la separación de la Iglesia y el Estado, y para llamar a votar por las listas del Frente de Izquierda-Unidad.

“Necesitamos la separación de la Iglesia del Estado porque ésta tiene injerencia sobre la educación de nuestros hijos y bloquea la posibilidad de que sean educados en una educación sexual integral, laica y científica, alejada de todo tipo de sometimientos. Además, necesitamos que las iglesias católica y las evangélicas dejen de tener injerencia sobre el sistema de salud y bloqueen el aborto no punible, como ha ocurrido en innumerables ocasiones”, señaló Vanina Biasi, dirigente del Plenario de Trabajadoras y candidata a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires.

Asimismo, denunció la complicidad de Cambiemos y el Frente de Todos. “Han apoyado una reforma del Código Civil y Comercial que otorga a ese factor de poder que es la Iglesia católica un status jurídico diferencial privilegiado, a través del cual se cubre de avanzadas judiciales que llevan adelante las víctimas de abuso sexual al interior de la Iglesia. Tenemos que ponerle fin a esto. No son leyes para fomentar cultos, son para otorgarle impunidad a la Iglesia sobre sus actos”.

Y cuestionó a aquellos candidatos que se refieren al aborto legal pero sólo para devaluar ese reclamo, reduciéndolo al planteo de una despenalización, como en el caso de Alberto Fernández.

En el acto hablaron también Tatiana Fernández Martí y Manuela Begino Lavalle, candidatas a legisladoras, parte de la ola verde que desbordó las calles y revolucionó los colegios el año pasado por el reclamo de aborto legal. “Mientras se financia millonariamente a las iglesias, se caen a pedazos los colegios y no se garantiza la ESI”, denunció Tatiana, que llamó también a “no votar a los candidatos antiderechos”. En tanto, Manuela llamó a “seguir la lucha por el aborto legal en las calles. Y en estas elecciones, si queremos el aborto legal y la separación Iglesia del Estado, votar al Frente de Izquierda Unidad”.

Gabriel Solano, legislador y candidato a jefe de Gobierno porteño, criticó las exenciones impositivas multimillonarias a la Iglesia católica y el emporio económico que constituye (“con seguridad, en la Ciudad, la Iglesia es la principal propietaria de bienes raíces”, dijo), añadiendo que muchos de sus privilegios se remontan a la dictadura militar y fueron preservados por los sucesivos gobiernos democráticos.

Pero advirtió que no se trata sólo ni principalmente de un problema económico, resaltando el papel de disciplinamiento social que cumple. Analizó que, hoy en día, hay un pacto con el Estado para el control de “una situación social explosiva”.

Afirmó que “el planteo de separación de Iglesia del Estado se ha transformado en un planteo de masas”, pero que sólo el FIT-U lo levanta en las elecciones.

La actividad finalizó al grito de “Iglesia y Estado, asuntos separados”.

Compartir

Comentarios