fbnoscript
1 de agosto de 2019

Merlo: a dos años del asesinato de Nazareno y Agustín

Basta de gatillo fácil

En un nuevo aniversario del asesinato de Naza y Agus, los familiares de Nazareno (junto a amigos, vecinos y organizaciones sociales) se movilizaron desde el mural de los chicos en la plaza La Carbonera hasta Navarro y Garay en Merlo Norte, lugar en el que les fueron arrebatadas sus vidas.

Agustín y Nazareno se desplazaban en moto cuando fueron baleados desde un auto: desde el primer momento se montó un operativo de encubrimiento por parte de la Policía Bonaerense y la Comisaría 1° de Merlo, que incluyó la destrucción de pruebas y el amedrentamiento a familiares y vecinos (testigos). Toda la escena apunta a un nuevo caso de gatillo fácil.

Merlo registra uno de los índices más altos de gatillo fácil, como indican los familiares que se organizan para pedir justicia. Recordemos el caso de Germán Gómez, asesinado por un gendarme hace más de dos años. O el caso de Fabián Gorosito, asesinado en la Comisaría de Mariano Acosta, entre otros. La policía y el resto de las fuerzas represivas dirigen su accionar hacia la juventud trabajadora, muchas veces para tapar sus propios negocios, sus vínculos con el narcotráfico y la delincuencia.

Este régimen no tiene nada que ofrecer a la juventud, salvo muerte y represión. El gobierno pretende avanzar con el "servicio cívico voluntario", entregando a los jóvenes a las mismas fuerzas represivas que los violentan día a día en el barrio. La contracara de este intento de militarizar a la juventud es el vaciamiento de las escuelas, el derrumbe edilicio, la falta de becas, el trabajo precarizado en condiciones de miseria.

Los Macri y Bullrich impulsan el reforzamiento del aparato represivo del Estado. Pero los Fernández-Fernández (lista donde está el intendente Gustavo Menéndez) tienen a Sergio Massa que ha propuesto la baja de la edad de imputabilidad. Y Cristina tuvo como secretario de seguridad a Sergio Berni que llevó adelante todo tipo de acciones represivas contra trabjadores y desocupados.

Sólo el FIT-U plantea que se termine con la "doctrina Chocobar", basta de gatillo fácil, no a la baja de imputabilidad, fuera la Gendarmería de las barriadas, abajo el régimen represivo de Bullrich y todos los agentes del FMI.

Por esto,  el jueves 1° de agosto nos movilizamos a Plaza de Mayo a dos años de la desaparición de Santiago Maldonado a manos de la Gendarmeria,  y también estaremos presentes el 27 de agosto en la marcha nacional contra el gatillo fácil.

En esta nota:

Compartir

Comentarios