fbnoscript
4 de agosto de 2019

El Frente de Izquierda frente a la crisis económica

Respuestas de Pablo Heller a un cuestionario de Tiempo Argentino
El Frente de Izquierda frente a la crisis económica

Foto Sergio Santillán

El diario Tiempo Argentino publicó este domingo un cuestionario sobre la situación económica a referentes de las distintas listas electorales. A continuación, compartimos las respuestas de Pablo Heller, economista y dirigente del Partido Obrero en el FIT-U. Por el Frente de Todos respondió las preguntas Matías Kulfas; por Consenso Federal, Marco Lavagna; por el Frente Despertar, Héctor Rubini; en tanto que el gobierno nacional rehusó responder. La sección completa puede consultarse aquí.

Tiempo: -¿Qué política piensa aplicar en el mercado cambiario? ¿El valor del dólar es el adecuado? ¿Cómo planifican contener la inflación?

Pablo Heller (Frente de Izquierda): -Las estimaciones coinciden que hay 400 mil millones de dólares radicados en el exterior equivalentes al Producto Bruto argentino. Es falso que el país no genere el ahorro y las divisas necesarias para una expansión de sus fuerzas productivas. No faltan dólares sino que sobran.

Ocurre que esos recursos se fugan del país y los responsables son las empresas, los bancos y el capital especulativo y de ningún modo el "chiquitaje". El endeudamiento, en muchos casos, termina siendo autopréstamos de estos mismos grandes operadores.

El punto de partida de una política que defienda auténticamente el interés popular y un desarrollo económico independiente pasa por la nacionalización de la banca y el comercio exterior para terminar con esta sangría, defender una moneda estable y destinar el ahorro nacional a reindustrializar el país.

T: -¿Qué proponen hacer con las Leliq y las tasas de interés? ¿Es posible reducirlas sin que surjan presiones devaluatorias?

Heller: -Las Leliq son una forma de emisión encubierta de alcance explosivo. El monto ya supera la base monetaria. Se trata de un mecanismo parasitario para sostener el pago de la deuda externa y los subsidios al capital y se ha convertido en una bola de nieve que sólo se puede sostener con un aumento de las tasas de interés, cada vez más siderales. Esta bomba de tiempo nos conduce a una nueva corrida cambiaria, el hundimiento del peso, un nuevo salto de la inflación y, potencialmente, un nuevo corralito.

La propuesta de Alberto Fernández de recortar a cuentagotas el pago de las Leliq, mientras mantiene el sistema parasitario vigente, es un fraude. Es la pantalla para una corrida cambiaria y una nueva devaluación.

Terminar con la hipoteca de las Leliq requiere poner fin a la política de rescate del capital, a cuyo servicio están las Leliq. En este marco, habrá que proceder a una recapitalización del Banco Central, como parte de un plan integral de transformación del país sobre nuevas bases sociales.

T: -¿Qué política proponen para la producción, el empleo y los salarios? ¿Impulsarán la reforma laboral?

Heller: -Pese a que las innovaciones científicas y tecnológicas son cada vez más amplias e impresionantes, no redundan en beneficio de los trabajadores. Por el contrario se extienden las condiciones de precarización laboral. La política del capital es a profundizar esta tendencia en el marco de la actual crisis capitalista mundial. En nuestro país, tanto el macrismo como el PJ-kirchnerismo, por vías distintas (unos a través de un proyecto de ley y otro con la flexibilización en los convenios), alientan esta orientación.

El Frente de Izquierda rechaza la reforma laboral en todas sus variantes y plantea que la base de un desarrollo de las fuerzas productivas debe tener como pilar las condiciones de vida del trabajador y su jerarquización en todos los planos. Prohibición de despidos y suspensiones. Reparto de las horas de trabajo disponibles sin afectar el salario. Por un seguro al parado igual al salario mínimo, vital y móvil, y la universalización los programas sociales para todos los desocupados. Actualización de los salarios por inflación y eliminación de todos los impuestos al salario, a la vivienda única y al consumo (IVA, etc.), y su suplantación por impuestos a las grandes fortunas.

T: -¿Creen necesario revisar o retrotraer la política de tarifas y servicios regulados? ¿Van a continuar los aumentos? ¿Cuál va a ser, eventualmente, el criterio para su actualización?

Heller: -El esquema de dolarización se ha vuelto inviable. La devaluación hace impagables las tarifas para la población. El Estado está saliendo en auxilio de las privatizadas aumentando los subsidios, a contramano de lo que el gobierno había prometido. El "sendero de precios", que les asegura a las empresas precios internacionales y subsidios ya había sido inaugurado por el gobierno de Cristina.

El Frente de Izquierda propone poner fin a este sistema confiscatorio y agotado. Anular los tarifazos y abrir los libros contables de las empresas energéticas y del transporte para poner de manifiesto los negociados contra el pueblo. Planteamos la nacionalización integral sin resarcimiento de las empresas de energía y de transporte, bajo control de sus propios trabajadores, apuntando a recuperarlos como una palanca de desarrollo nacional en favor de las necesidades de la mayoría trabajadora.

T: -¿Qué tipo de relación tendrán con el FMI? ¿Es necesario revisar el acuerdo? ¿De qué forma?

Heller: -El pago de la deuda y el sometimiento del país a los preceptos del FMI son incompatibles con el desarrollo nacional y la satisfacción de los reclamos populares. Planteamos la investigación y el no pago de la totalidad de la deuda, por ser usuraria y fraudulenta, y la ruptura del pacto con el FMI y los acreedores internacionales. En contraste con la política actual que promueve los tratados de libre comercio del Mercosur con Europa y Estados Unidos, que tienden a reforzar la condición semicolonial de América Latina, planteamos una acción continental común de los trabajadores de la región en defensa del salario y las condiciones de vida contra las reformas laborales y jubilatorias en marcha, como un aspecto de la batalla por la liberación nacional y social liderada por la clase obrera y la unidad socialista de América Latina.

Compartir

Comentarios