fbnoscript
7 de agosto de 2019

“Argentina está en un virtual default y eso condiciona todo el proceso político”

Romina Del Plá, candidata a vicepresidenta
“Argentina está en un virtual default y eso condiciona todo el proceso político”

Foto: Ojo Obrero Fotografía

Romina Del Plá, candidata a vicepresidenta del Frente de Izquierda – Unidad, inició su intervención destacando la vinculación de los candidatos del FIT-U con los procesos de lucha a lo largo de una enorme campaña que abarcó a la mayoría de las provincias. Mencionó, entre otras luchas del momento, la huelga de los docentes de Salta, los paros de los estatales chubutenses y la toma de la papelera Ansabo en Quilmes. Además, dijo,  “nos hemos dado el objetivo de hacer muy visible la lucha de las y los trabajadores de reparto”, víctimas de una superexplotación y del fraude laboral.

“El FIT-U no ha dejado de lado ni un minuto el reclamo por un paro activo de 36hs y un plan de lucha para derrotar el ajuste de Macri y los gobernadores”, dijo Romina, que también trazó una denuncia implacable contra la burocracia sindical por su complicidad con ese ajuste. Destacó dos luchas contra esa burocracia: la de la Multicolor de ATE, hoy mismo, contra el fraude en la elección del sindicato, y la del Frente de Unidad Ferroviaria –encabezado por Jorge Hospital, de la Lista Gris- en las elecciones del ferrocarril Roca. “Entre la burocracia de Pedraza y los Sasia y el frente de recuperación hay un abismo de sangre, que es de las patotas que se llevaron la vida de Mariano Ferreyra. Y el FIT-U sabe de qué lado colocarse en esa batalla”, enfatizó Romina.

Llamó a sacar balances y conclusiones de las luchas, para contribuir al desarrollo de la conciencia política de los trabajadores. “Tenemos que poner en pie nuestra propia alternativa”, resumió.

También se refirió al cuadro de crisis económica. “Argentina está en un virtual default y esto condiciona todo el proceso político”, dijo. Cuestionó los planteos de renegociación de la deuda externa, que van atados a la reforma laboral y jubilatoria que reclama el FMI. “Si no desenvolvemos un plan de ruptura con el FMI, de nacionalización de la banca y el comercio exterior, desconocimiento de la deuda usuraria y fraudulenta, no hay posibilidades de reindustrialización del país”, advirtió Romina.

Criticó el planteo devaluacionista que la fórmula F-F hace en nombre de recuperar competitividad. “Está claro –polemizó- que de la mano de la devaluación lo único que se devalúan son los salarios y jubilaciones, porque los negocios de las patronales quedan intactos, al igual que el saqueo del país. Lo de la competitivdad es una excusa para dejar los salarios congelados, con la ayuda de la burocracia sindical, mientras las patronales siguen haciendo sus negocios”.

Romina encuadró la crisis argentina en el escenario mundial, marcado por “una guerra monetaria y comercial”, refiriéndose a la baja de tasas de interés en Estados Unidos, la suba de aranceles y la devaluación del yuan.

“Como resultado de la crisis capitalista mundial hay enormes luchas”, dijo Romina, señalando los casos de las movilizaciones en Puerto Rico y Hong Kong. Pero planteó que aún “no se avizora que de esas luchas surja con claridad una dirección que pueda llevarlas al triunfo”.

El voto al FIT-U

Romina destacó la lucha por el voto al FIT-U como parte de “una batalla profunda para que millones de trabajadores y jóvenes saquen las conclusiones de que necesitamos romper con las variantes capitalistas”.

“Estamos dando una batalla para arrancar a los trabajadores de la sumisión al nacionalismo burgués, a los programas de los enemigos de clase. Una batalla profunda para que millones de trabajadores y jóvenes saquen la conclusión de que hay que romper con las variantes capitalistas. Y esa es la batalla por el voto al FIT-U”, explicó.

“No se trata sólo de una acumulación de votos, es la preparación para cómo vamos a intervenir en esta fase”, dijo, añadiendo que centenares de miles de votos al FIT-U refuerzan la lucha de los trabajadores y de las mujeres.

Reivindicó la lucha por la legalización del aborto y criticó los intentos de devaluar ese reclamo, como es el caso del planteo de despenalización de Alberto Fernández. “No queremos más muertes por aborto clandestino, ni por los crímenes de odio. Basta de sometimiento a los lobby s clericales”, dijo Romina.

Y precisó que para que esas luchas triunfen el voto al FIT-U es un gran impulso y soporte.

Llamó a conquistar miles de fiscales para defender el voto el domingo.

Y anticipó lo que viene: “vamos a dar batallas decisivas para derrotar la reforma laboral, jubilatoria, y todos los planes de ajuste de Macri y los Fernández-Fernández”.

 

Compartir

Comentarios