fbnoscript
16 de agosto de 2019

“La asamblea viene creciendo y estamos consolidados”

En Tigre, continúa la lucha de los vecinos de Villa la Ñata y Dique Luján en defensa de los humedales. El 18 habrá una nueva acción

Vecinos de Villa la Ñata y Dique Luján vienen organizándose contra la construcción del complejo Santa Ana de la empresa EIDICO. Este domingo 18 realizarán una nueva medida para continuar la lucha en defensa de los humedales. Habrá un acto desde las 11hs en la rotonda de la ruta 27 -lugar donde se ubican las oficinas de EIDICO- organizado por la asamblea de vecinos autoconvocados de la zona.  Entrevistamos a Fernando Poggi, miembro de la asamblea.

¿Cómo impacta la construcción de Santa Ana en la vida cotidiana de los y las vecinas de dique Luján y Villa la Ñata?

La construcción de Santa Ana lo que genera es un efecto acumulativo, hay cientos de hectáreas rellenas y eso hace que a los vecinos cada vez les cueste más que se vaya el agua cuando hay sudestada porque el escurrimiento es menor, la superficie que Santa Ana ocupa es enorme y no solo es superficie ocupada sino que es desbastada. La tierra ahí no tiene las mismas propiedades, ya no es más humedal. Arrasan con todo, rellenan, implantan otro tipo de especies, asfaltan, cubren la superficie de tierras con casas haciendo que el agua permanezca mucho más tiempo.  Hubo un “genocidio animal”, hasta hace poco se veían variedad de animales que ahora no se ven más. El ecosistema fue totalmente arrasado. También hay un problema socio-cultural muy grave. Son dos mundos totalmente diferentes. De golpe Villa la Ñata se convirtió en un puesto de servicios para los barrios privados mientras que los servicios básicos para los vecinos y vecinas de los barrios no están satisfechos.  Desde las autoridades no hay ningún tipo de control en ese sentido. Lo más serio es lo de las inundaciones y las napas porque los pozos ciegos se empiezan a desmoronar. Santa Ana tiene garantizado todos los servicios básicos y la gente que está del otro lado de la ruta no tiene agua.  El verano pasado tuvimos que frenar a las cuadrillas de la empresa de agua que llevaban a Santa Ana para que pongan un servicio.  La inequidad social es enorme e impacta de manera horrible en la gente.

Cómo está la situación de la lucha por la defensa de los humedales?

Nos reunimos vecinos de dique Luján y villa la Ñata a partir del avance del emprendimiento inmobiliario Santa Ana que empezó a ocupar espacio público, cansados de tanto abuso por parte de los barrios privados, la empresa y el municipio, por eso nos organizamos y salimos a manifestarnos. Desde ese momento hasta hoy, tenemos una ordenanza municipal a partir de la presión efectuada por la asamblea que ya está en comisiones y se va a comenzar a tratar a partir de la semana que viene. La asamblea viene creciendo y estamos consolidados. Venimos de un semestre de cortes quincenales y apoyo a la defensa de los ríos y relacionándonos con organizaciones y especialistas. Estamos sólidos y a pasos firmes tratando de que Santa Ana sea el último barrio privado de la zona.

Cómo se organizan y qué iniciativas tomaron desde la Asamblea?

Las medidas que tomamos desde el comienzo fue manifestarnos. La premisa de la asamblea es estar en la calle y generar presión desde allí. También nos rodeamos de especialistas y realizamos un documental que hizo un miembro de la asamblea que se llama “Carapachay, Caraguatá, Esperita y el monstruo de la laguna”, está en Youtube y lo proyectamos en diferentes espacios para divulgar la lucha.  También avanzamos en informarnos y formarnos a partir de nuestra participación en las sesiones del Concejo Deliberante de Tigre.

¿Qué respuestas dieron el gobierno provincial y el municipio con respecto al reclamo?

A partir de la presión de la asamblea se generó el proyecto de ordenanza municipal y tuvimos reuniones con autoridades distritales que mediaban entre la empresa y la asamblea. Eso no nos conformó y seguimos la lucha y logramos una mesa de trabajo con la responsable de medio ambiente municipal donde estamos generando un proyecto de ordenanza y participando de las comisiones donde se trata para hacer modificaciones que nosotros creemos que tiene que tener el proyecto. Con respecto al gobierno provincial, hicimos numerosos pedidos de informe y reclamos pero no tuvimos ningún tipo de respuesta.

Qué medidas impulsan desde la Asamblea para continuar la lucha?

Vamos a seguir en la calle. Estamos difundiendo muchísimo la convocatoria para este 18 intentando llegar a medios nacionales. Cualquier tipo de difusión nos viene bien, teniendo en claro que esta batalla la ganamos en las calles.

La acción del domingo en las puertas del complejo EIDICO es para seguir sumando fuerza a la lucha y estamos dispuestos a trasladar la acción a donde sea necesario. Creemos que ya nos queda chico cortar el acceso a Villa la Ñata, por eso salimos hacia la ruta 27.  Vamos a seguir con el método de la asamblea porque fue la que nos dio resultado sabiendo que la presión en la calle a los políticos les molesta y también nuestra presencia en el Concejo Deliberante, porque es vergonzoso lo poco que se trabaja y lo poco que se discute ahí. Es levantar la mano y pasar al trabajo en comisiones y no les gusta que haya gente ahí. Por eso nosotros vamos a ir a todas las sesiones de comisión y a todas las sesiones abiertas porque es un derecho que tenemos y se tienen que sentir la presión de la gente allí.
 

Compartir

Comentarios