fbnoscript
17 de agosto de 2019

Cooperadoras Escolares: ahora a las escuelas les toca bailar por un… peso

Se acerca la fecha límite para la presentaciòn del los proyectos del Fondo Especial Proyectos Escuelas – Asoc.Cooperadoras (FEPEAC). Las Cooperadoras Escolares tendrán que participar de una suerte de “Bailando por un ... peso” para competir por la suma de $100.000 con los cuales serán beneficiadas sólo 100 de las más de 800 existentes en el àmbito de la Ciudad de Buenos Aires. 

La competencia en cuestión consiste en la presentación de un proyecto, por parte de la institución educativa, enmarcado en su Proyecto Escuela, que les permitirá abordar un tema o una necesidad específica de la institución. Luego una Comisión evaluará los proyectos y se expedirá sobre la selección. 

Inadmisible por donde se lo mire -en tanto, entre otras cosas, viola el derecho al acceso igualitario a la educación- el proyecto de marras fue rotundamente repudiado por el cuerpo de Delegados de las Asociaciones Cooperadoras. Es que en un contexto de derrumbe edilicio, falta de vacantes, alumnos y alumnas hacinados en aulas de la zona sur de la ciudad, recorte de raciones en los comedores - “Chau Paneras” y “plastinesas” - el FEPEAC se presenta insuficiente al tiempo que pretende instalar la lógica del premio al mérito ya que sólo serán beneficiadas aquellas escuelas cuyas cooperadoras presenten el “mejor” proyecto.

Por otro lado, recordemos que, en la actualidad, las cooperadoras reciben anualmente dos cuotas del FUDE (Fondo Unico Descentralizado de Educación) creado por ley en el año 2009, siendo este el único monto que el Gobierno de la Ciudad transfiere a las escuelas para que las mismas puedan sostener su actividad diaria. Dicho fondo actualmente asciende a la suma de $100 por estudiante por año... unos 0,55 centavos por día para cada niño o niña. 

Lo insuficiente del monto sumado a las demoras en las transferencias de las dos cuotas, trae como consecuencia que las asociaciones cooperadoras cubran los gastos más elementales de las escuelas –desde papel higiénico hasta registros de asistencia de alumnos- con fondos propios provenientes de la cuota social o de los eventos que organizan para recaudarlos. De este modo el FEPEAC viene a funcionar como taparrabos de una escuela prácticamente indigente que a duras penas puede cubrir sus gastos más elementales. 

El FEPEAC anunciado por el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta es a la escuela pública porteña, lo que las medidas económicas recientemente anunciadas por Macri son al poder adquisitivo de la clase obrera: un paliativo para poder hacer pasar su desguace. 

El derrumbe de la economía y el empobrecimiento de la clase obrera, como resultado de la caída de los salarios y las jubilaciones, hacen imprescindible la irrupción de los trabajadores en la escena política, con un congreso de delegados con mandato de los trabajadores de la educación y de todo el movimiento obrero para elaborar un plan de lucha para derrotar el ajuste en educación y todas la políticas antieducativas.

En contraposición con los F-F que dejan que el macrismo haga el trabajo sucio de descargar hasta el final la crisis sobre la espalda de los trabajadores, desde Tribuna Docente – PO, llamamos a los trabajadores a organizarse y ganar las calles, para que la crisis la paguen los capitalistas.

Compartir

Comentarios