fbnoscript
20 de agosto de 2019

Suteba La Plata: la celeste, garante de la desinversión educativa

Son múltiples los problemas de infraestructura escolar que afectan a la escuela pública en la Provincia de Buenos Aires, que emergen de la política de ajuste presupuestario del gobierno de Vidal y que acompañó todo el arco político patronal, en los municipios y en la Legislatura bonaerense.

En este cuadro, cuando se cuentan de a decenas en La Plata las escuelas sin calefacción, sin servicio de comedor, escuelas primarias en obra con los niños dentro, la conducción de Suteba La Plata, perteneciente a la lista Celeste de Baradel, ha optado por gestionar la asistencia de empresas privadas de la zona para paliar la situación.

Ante el frío intolerable dentro de los establecimientos, en lugar de organizar a las comunidades educativas para exigir calefacción al gobierno mediante acciones de lucha, gestionaron la entrega de estufas eléctricas cedidas por la empresa Ecosol. La apelación a vínculos con empresas privadas sienta un grave precedente, porque diluye la responsabilidad estatal mediante alternativas que implican la injerencia de capitales privados sobre la educación pública.

El ya histórico renunciamiento a luchar por parte de la burocracia Celeste de Suteba se ve reforzado con la línea bajada por el PJ-Kirchnerismo, de no movilizarse durante la campaña electoral, mientras  se descarga un brutal ataque sobre los trabajadores y sus condiciones de vida, con la devaluación del gobierno macrista y aprobada por Alberto Fernández. Un claro ejemplo de ello es el modo en que la CTERA ha abandonado a la docencia chubutense, que se halla en plena rebelión contra el ajuste del gobernador pejotista Arcioni.

La búsqueda de alternativas privadas ante las necesidades de la escuela pública es más grave aún si la inscribimos en el marco general de ajuste en función del pago de la deuda al FMI, compromiso que Alberto Fernández dejó en claro que va a respetar, lo cual va decididamente a contramano de las prioridades en materia educativa y de las responsabilidades que el Estado debe asumir.

Desde Tribuna Docente rechazamos y denunciamos la articulación del sindicato con empresas privadas para cubrir las necesidades materiales de la escuela pública. Frente a la brutal devaluación que golpea a los docentes y al resto de los trabajadores, y frente al vaciamiento presupuestario, impulsamos la organización desde las comunidades educativas para salir a luchar por infraestructura y aumento salarial.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios