fbnoscript
21 de agosto de 2019

La dirección de ATE Capital rechaza movilizar al Consejo del Salario

Dos orientaciones contrapuestas en el plenario de delegados realizado el martes 20.
Por
Alejandro Lipcovich delegado en la Junta Interna de ATE Garrahany Lolo Domínguez delegado general de la Junta Interna de ATE INTI

El martes 20 se desarrolló un plenario de delegados/as en la gremial estatal ATE Capital. En el marco de la megadevaluación y el derrumbe de las condiciones de vida, tuvo lugar un abierto contrapunto entre dos orientaciones. Por un lado, la dirección de la seccional (Verde y Blanca kirchnerista) desenvolvió un planteo cuyo resultado final era evitar cualquier acción sostenida de la clase obrera en defensa de sus reclamos, pues "el problema es el modelo y el 11 de diciembre cambia". Por el otro, las Juntas internas clasistas -como la del INTI- y las agrupaciones de izquierda y combativas desenvolvimos una alternativa, con eje en organizar un plan de lucha creciente hasta arrancar las necesidades urgentes de los trabajadores.

¿Quién defiende el Chubutazo?

El propio secretario general, Daniel Catalano, mencionó en su informe inicial la lucha del pueblo chubutense, que tiene a los y las estatales de la provincia como protagonistas. Finalmente, y a propuesta de nuestra agrupación Tribuna Estatal, se votó por unanimidad un apoyo -aunque la directiva del sindicato se cuidó de no establecer ninguna acción práctica.

Sin embargo, en el transcurso de las intervenciones quedó claro que se trataba de un saludo a la bandera. Sucede que los delegados y delegadas que hablaron en nombre del Consejo Directivo fueron tajantes: no hay que salir a las calles ahora, "hay que ser inteligentes" (sic), "no tenemos que hacer el juego a lo que la derecha quiere", "ningún aumento de salario va a resolver el problema de fondo, para eso hay que llegar bien al 11 de diciembre", "si salimos a la calle habrá muertos (sic) como quieren ellos" y cosas por el estilo. ¿Eso significa que el sindicato no hará nada? Claro que no, responden. Mientras tanto haremos una conferencia de prensa aquí, una carta documento exigiendo reapertura de paritarias allá y, especialmente, "mandatar al Secretario General" para coordinar acciones con las CGT y la CTA de la completa pasividad. Es decir, maniatar al movimiento obrero, atemorizarlo ("habrá muertos") y dosificar sus energías en función de intereses ajenos.

Completamente contraria fue la propuesta de la Junta Interna del INTI, que hizo una asamblea a los pocos días de la megadevaluación, deliberó respecto de la necesidad de no esperar un minuto frente a tamaña agresión a las masas, y estableció un programa de reclamos propios y generales (reapertura de paritarias, aumentos de emergencia, indexación según inflación).  En base a eso, desde Tribuna Estatal propusimos impulsar asambleas en todas las dependencias (algo que ocurrirá en Hacienda y el Garrahan, por ejemplo) y preparar un gran plenario de todo ATE Capital para organizar un plan de lucha creciente. Si Chubut adelanta lo que ocurrirá a nivel nacional, debemos replicar los métodos de piquete, asamblea y huelga general que los chubutenses impulsan contra el gobernador ajustador Mariano Arcioni. Con la movilización del movimiento obrero, ganando las calles, enfrentaremos al régimen del FMI. En nuestras intervenciones destacamos que, con la orientación que propone ATE Capital, los y las chubutenses deberían retornar a sus casas. En definitiva, tiene lógica, porque Arcioni forma parte del bando patronal que la Verde y Blanca defiende.

A luchar, con el Plenario del Sindicalismo Combativo

Una de las mociones que propusimos fue marchar el jueves junto al sindicalismo combativo, en la movilización que irá del Obelisco a la Secretaría de Trabajo (donde iba a tener lugar la reunión, luego postergada, del Consejo del Salario) y de allí a Plaza de Mayo. La directiva fue clara: "estamos en contra". En este sentido, fue clarificador respeto de quienes privilegian las necesidades urgentes de la clase obrera, y quienes admiten que "el dólar a $60 está bien". Tribuna Estatal se empeñará en organizar asambleas en todas las dependencias, participar de la marcha del jueves y seguir luchando por la intervención activa de los trabajadores, una posibilidad de salida distinta frente a la catástrofe que nos amenaza.

La lucha política que se presentó en el plenario reveló dos estrategias bien definidas: por un lado, la dirección de ATE Capital, decidida a garantizar la "gobernabilidad", lo que representa un tributo al ajuste del FMI. Por el otro, el clasismo, con la orientación de organizar desde las bases un plan de lucha para que intervenga la clase trabajadora. Vamos por un paro activo nacional de 36 horas, en el camino de la huelga general,  y un Congreso de Delegados con mandato de base para quebrar al régimen ajustador.

Compartir

Comentarios