fbnoscript
23 de agosto de 2019

Vacaciones forzadas en Softys Zárate

Por Corresponsal

La empresa papelera Softys, en su planta de Zárate, impuso siete días de vacaciones adelantadas a todos sus trabajadores quienes se desayunaron de la noticia por sus propios delegados a través de un mensaje de whatsapp excusando que la medida que tomaba la empresa era “por lo que está pasando en el país y la poca venta”.

Softys es una firma de capitales chilenos perteneciente al holding CMPC que opera además de Argentina en Brasil, Chile, México y Perú. En el país tiene sedes en Wilde, Naschel y Zárate donde lidera en la fabricación de papel tissue y la conversión a rollos de cocina, servilletas, pañuelitos y papel higiénico.

La empresa se está expandiendo en Zárate donde está instalando una nueva máquina papelera, la cuarta, dedicada exclusivamente a la fabricación de papel para exportar.

El adelantamiento de vacaciones no es el primer ataque hacia los trabajadores. A fines del año 2016 la empresa impulsó un plan de “retiros voluntarios” que no son otra cosa que despidos encubiertos, con esta medida la empresa despidió a más de 100 compañeros. Como si eso no le fuera suficiente a mediados de 2017 despidió a 26 trabajadores, entre ellos activistas sindicales opositores a la lista oficial, aquella vez los trabajadores papeleros le arrancaron el paro al sindicato durante seis días que luego terminó en una conciliación obligatoria mentirosa porque los compañeros despedidos nunca volvieron a sus puestos de trabajo y fueron finalmente despedidos.

Este año la empresa comenzó la instalación de su nueva máquina papelera donde al cuerpo de trabajadores destinado a esa máquina le hicieron firmar un acuerdo de producción continua y multifunción, nada más y nada menos que la reforma laboral, sin respetar el convenio colectivo de trabajo papelero.

Los siete días de vacaciones que la patronal papelera les impone a los trabajadores de Zárate responde a que tiene los depósitos llenos de producción. Especula con una gran devaluación del peso para meterlo en el mercado nacional e internacional. ¡Negocio redondo! Mientras que a los trabajadores la devaluación nos pulveriza el salario, las empresas la levantan en pala.

Llamamos a que el sindicato papelero convoque urgente a asamblea general para discutir un plan de lucha contra este ataque y los que se aproximan.

Apertura de los libros de la empresa. Control obrero.

Ninguna suspensión. Reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario.

¡Reapertura de paritarias ya!

¡No a la reforma laboral!

¡Defensa incondicional del convenio colectivo de trabajo! 

Compartir

Comentarios