fbnoscript
28 de agosto de 2019

Trabajadores de BedTime revalidan su comisión interna clasista

El lunes 26 de agosto se llevaron adelante las elecciones de la comisión interna de los Trabajadores y Trabajadoras de BedTime (ex Sealy), fábrica del gremio plástico ubicada en el distrito bonaerense de Tigre.

En esta ocasión se presentó una sola lista, impulsada por la actual comisión interna, que viene llevando adelante los métodos del clasismo, enfrentando sistemáticamente con asambleas, paros y movilizaciones los intentos de despidos y de avances sobre sus condiciones de trabajo por parte de la anterior patronal (Sealy) y la actual.

Incluso con la connivencia de la patronal, la dirección de Unión Obreros y Empleados Plásticos (Uoyep) no pudo esta vez armar una lista propia. Es el resultado de la enorme derrota que le aplicaron los trabajadores, venciendo los múltiples intentos de fraude con la complicidad de la empresa y el Estado (con el entonces Ministerio de Trabajo a cargo de Jorge Triaca, hijo del ex secretario general del gremio) y su propósito de quebrar la organización interna de la fábrica, aplicar modificaciones en los ritmos de producción y avanzar en la precarización laboral.

Las elecciones revalidaron el proceso de organización clasista, de lucha y antiburocrático en la fábrica.

Antecedentes y proyección

Hacia fin de año del 2018, Gerardo Waisburg (ex CEO del grupo Piero) compró el fondo de comercio de Tempur Sealy Argentina, fabricante de los colchones Sealy, BedTime y El dormilón, asegurándose un negocio que produce ganancias por encima de los 300 millones de dólares anuales. Incluso en esta situación, la flamante patronal ha intentando avanzar sobre las conquistas de los trabajadores de la planta con despidos y flexibilización laboral, tratando de ningunear a la comisión interna, que enfrentó este atropello con el método de la asamblea y el paro -como sucedió en enero de este año, cuando la planta se declaró en asamblea permanente.

La continuidad de la comisión interna clasista de Bed Time es un reforzamiento de las luchas que se desarrollan en la zona norte de la provincia de Buenos Aires, donde se han librado grandes batallas contra la reforma laboral, los despidos, suspensiones y la persecución sindical (Fate, Frigorífico Rioplatense, Alba, Praxair, Campo del Tesoro, entre otras).

El voto plebiscitario que lograron los trabajadores de Bed Time (sobre 162 votos, 151 fueron a favor y 11 en blanco) muestra la conquista de la unidad en el conjunto de la fábrica, fundamental en la etapa actual para dar una respuesta colectiva y frenar los intentos de avasallamiento patronal.

Es necesario que el conjunto de los trabajadores del gremio plástico conozcan estos resultados y vayan por el mismo camino. La necesidad de retomar el trabajo del agrupamiento dentro del gremio esta a la orden del día: es necesario avanzar hacia una asamblea general del gremio, para sacarlo del impasse en el que se encuentra y ponerlo a la altura de las circunstancias con un plan de lucha para frenar los despidos y los cierres de fábricas, y defender el convenio y el salario.

Ante la crisis que golpea de lleno al movimiento obrero industrial, es fundamental el reforzamiento de las comisiones internas clasistas y de lucha, para poner en pie nuevas direcciones en los sindicatos y superar la tregua de las burocracias sindicales peronistas –que le garantizan la “gobernabilidad” a Macri y ya plantean un pacto con Fernández. Para que los trabajadores no paguemos la crisis, vamos por un Congreso de Delegados de base de todos los sindicatos, que vote un plan de lucha y un paro activo nacional de 36 horas, en el camino de la huelga general.
 

Compartir

Comentarios