fbnoscript
28 de agosto de 2019

Córdoba: sigue firme la huelga de los municipales de Jesús María

La lucha de las y los trabajadores municipales de Jesús María por recomposición salarial continúa firme en su séptimo día de paro, con estado de deliberación y acción permanente.

En este contexto, el miércoles 28 se realizó una nueva audiencia ante el Ministerio de Trabajo provincial, donde la municipalidad solicitó el dictado de una conciliación obligatoria, para tratar de paralizar la gran huelga municipal. Tras el rechazo del sindicato, se resolvió pasar a un cuarto intermedio y la municipalidad se comprometió a realizar una nueva propuesta salarial, que se acerque al reclamo del 40% de aumento salarial establecido por los trabajadores. 

Previamente, el lunes 26 hubo una masiva movilización de trabajadores y organizaciones de lucha, que conmovió la ciudad de Jesús María. La marcha partió desde el Obrador Municipal, pasó por la casa de la intendenta y concluyó frente a la sede de la municipalidad, donde se desarrolló un breve acto de cierre en el que tomaron la palabra Roberto Rojas, Helvecia Aguirre, y demás miembros de la Comisión Directiva, así como el compañero del Partido Obrero Jorge Navarro (abogado del sindicato) y otros referentes del Frente de Izquierda. Luego tuvo lugar un locrazo popular para seguir reforzando la unidad obrera.

La marcha fue una contundente respuesta de las y los municipales frente a un gobierno que pretende jugar la carta de la represión como ya lo hiciera durante el conflicto de 2018. En la reunión que tuvo lugar el pasado viernes 23, la policía golpeó a los directivos del sindicato cuando ingresaban a la municipalidad, con los medios de comunicación como testigos. El ejecutivo municipal también difundió un comunicado en el que acusaba falsamente a los trabajadores de bloquear el ingreso en el Obrador, buscando preparar las condiciones (que no tiene) para reprimir a los trabajadores. 

La respuesta de estos no se hizo esperar. En un comunicado señalaron que “el paro de actividades es total, porque la totalidad de los trabajadores municipales ha decidido libre y voluntariamente, reunidos en asamblea, establecer las medidas de acción de gremial. La democracia y la libertad sindical en nuestra organización están más que garantizadas, son principios esenciales de nuestra entidad. Y el paro es total porque los trabajadores municipales estamos cansado del ninguneo permanente por parte del ejecutivo municipal a nuestros reclamos”. 

Con la movilización los municipales están saliendo al cruce de las tentativas represivas, a la vez que denuncian todas las irregularidades que se desarrollan desde la Intendencia para romper la huelga, como es la recolección de residuos con vehículos y personal no aptos para la tarea. A esta altura la ciudad está totalmente paralizada, porque todas las operativas se han adherido a la medida de fuerza. 
Para el próximo viernes 30 se prepara una gran jornada obrera en apoyo a los municipales.

El método de asamblea, piquete y movilización de la nueva conducción del Sindicato municipal va imprimiendo una masiva participación del conjunto del colectivo obrero, y abona una perspectiva de lucha para que el conjunto del movimiento obrero derrote en las calles el ajuste de quienes gobiernan al servicio del FMI. El PO y la CSC están en la primera línea para romper la tregua que las centrales sindicales y el triunvirato piquetero mantienen con los gobiernos ajustadores. Los municipales demuestran que la lucha es ahora. 
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios