fbnoscript
29 de agosto de 2019 | #1562

Los piqueteros rompemos la tregua

El miércoles 28 cientos de miles de desocupados y cooperativistas ganamos las calles en todo el país. La masiva jornada nacional que cortó autopistas y avenidas principales marcó la bronca popular contra el ajuste que no se detiene un minuto y que amenaza con destruir las condiciones de vida más elementales de la clase obrera.

La jornada en la que todas las organizaciones de desocupados salimos a las calles por nuestras reivindicaciones, se abrió paso en un escenario político de crisis donde la “contención social” que había armado el gobierno, entró en cortocicuito. Incluidas las organizaciones del triunvirato de San Cayetano que salieron junto al FOL, FOB, FPDS, MTD, que formaron parte de la jornada. 

El Polo Obrero y el frente de lucha de las organizaciones independientes junto a Barrios de Pie, estuvimos en las calles reaccionando inmediatamente luego de la devaluación que devoró los ingresos de las familias obreras. Y la lucha fue escalando en sus métodos. La acción que se desarrolló en la autopista 25 de Mayo responde a la falta total de respuestas por parte del gobierno y de Desarrollo Social que maneja Carolina Stanley frente a una situación social que deja miles sin trabajo por día con el crecimiento de la pobreza y la indigencia sin que el gobierno sea capaz de detenerla, o dar una respuesta mínima a los reclamos acuciantes de millones de familias obreras que no pueden comer todos los días.

La contundente acción piquetera pone de relieve la ausencia de una dirección sindical de la CGT y las CTA's, que no mueven un dedo para parar este ajuste con acciones de lucha, lo que pondría en la calle los reclamos de los trabajadores que no pueden esperar un día más ni mucho menos a octubre y le daría el volumen capaz de arrancar la reivindicaciones dando un golpe a todo el andamiaje del FMI.
Es claro que su alineamiento con Fernández - Fernández + Massa dicta la política de tregua de toda la burocracia sindical, pero el piquetazo nacional muestra que la crisis social no da tregua y que la movilización popular no ha dicho su última palabra, las momias de la burocracia van a tener que poner las barbas en remojo. 

La semana pasada, en la movilización que comenzó en Desarrollo social y terminó en la Plaza de Mayo junto al Plenario Sindicalismo Combativo, planteamos que la tregua brindada al gobierno de Macri por parte de la burocracia sindical y los sectores del triunvirato, debía romperse para abrir paso a los reclamos de los trabajadores con un gran frente único que plantee el paro activo de 36 hs, en el camino de la huelga general, y tres puntos que brotan por doquier en las barriadas: apertura de los programas sociales, aumento en los montos y más y mejores alimentos a los comedores populares.

Este llamado a la unidad no fue en el aire, anteriormente esa misma Plaza de Mayo se había colmado de miles de compañeros piqueteros que reaccionamos rápidamente frente a la devaluación.

En los próximos días nos reuniremos con las organizaciones piqueteras para debatir la continuidad. 

El PSC convoca el viernes 30 frente a la Secretaría de Trabajo para reclamar por un aumento de salarios de emergencia igual a la canasta familiar, el Polo Obrero acompaña esa iniciativa y llama al conjunto de las organizaciones piqueteras a llevar allí nuestros reclamos 

Ninguna tregua ni contención social pudieron tapar la bronca popular. Las fuerzas dispuestas en las calles demostraron la voluntad de lucha de los miles y miles compañeros y compañeras, que “sin micros” viajaron más de dos a tres horas de los barrios más profundos del conurbano, para elevar la voz de los más explotados.

Compartir

Comentarios