fbnoscript
29 de agosto de 2019

La rotura de un caño generó una catarata en la Torre I de La Plata

Por Corresponsal
Tribuna Estatal La Plata

Esta mañana, los trabajadores y usuarios de la Torre Administrativa I de La Plata se encontraron con la tan ansiada noticia de la puesta en funcionamiento de dos de los ascensores que se encontraban inhabilitados. Pero la "felicidad" duró muy poco, porque a las 9hs una catarata de agua comenzó a caer por la escalera principal, debido a la rotura de un caño maestro del piso 11. 

El deterioro de las Torres I y II, donde funcionan oficinas de la mayoría de los ministerios y hasta de la municipalidad, viene de de larga data. Desde Tribuna Estatal y las juntas internas de ATE Educación y Agroindustria hemos denunciado en reiteradas ocasiones que las roturas de caños, la falta de calefacción, las caídas de ascensores, los ventanales rotos, entre otras cosas, hacen imposible realizar la jornada laboral en buenas condiciones y ponen en peligro nuestra integridad física y nuestras vidas. 

El gobierno argumenta que el presupuesto no alcanza, y se pasan la pelota entre los funcionarios intentando desligarse del problema. ¡Pero no faltó de presupuesto para la instalación del sistema de control por datos biométricos y de molinetes, que son utilizados para imponer el presentismo y otros ataques a los derechos laborales de los estatales!

Hacemos responsables, por cualquier siniestro que afecte la integridad física de quienes trabajamos allí todos los días, a la gobernadora Vidal, al Director del Centro Administrativo Gubernamental, Carlos Rossi, y todas las autoridades responsables por el estado de las dos Torres.

Este deterioro, producto de años de desidia, no solo se ve reflejado en las Torres Administrativas Gubernamentales. Se vienen desarrollando luchas sectoriales en distintas dependencias estatales por reclamos edilicios, como es el caso de la enorme jornada de protesta que realizaron los trabajadores del Teatro Argentino la semana pasada.

Ante este cromañón en las oficinas del Estado, UPCN y FEGEPPBA hacen la vista gorda. Como sucedió con la entrega del salario en las paritarias, su prioridad es colaborar con el gobierno. La dirección provincial de ATE, por su parte, sigue inmutable en su política de mantener cada lucha aislada en lugar de unificarlas, y convocar a paros sin continuidad y sin ninguna preparación de las bases y en los lugares de trabajo. 

Lo que necesitamos los trabajadores  es un plan de lucha provincial por el urgente arreglo integral del conjunto de las dependencias y la reapertura de paritarias. Esa es la clave para golpear al gobierno en retirada de Vidal, que se va pulverizando los salarios. Con ese objetivo reclamamos a ATE un congreso de delegados de base.

En esta nota:

Compartir

Comentarios