fbnoscript
30 de agosto de 2019

El sindicalismo combativo movilizó al Consejo del Salario y denunció el anuncio miserable del gobierno

La jornada reivindicó la rebelión chubutense y denunció frente a la Secretaría de Trabajo el aumento del salario mínimo en tres cuotas, a menos de 17 mil pesos.
El sindicalismo combativo movilizó al Consejo del Salario y denunció el anuncio miserable del gobierno

Foto: Ojo Obrero Fotografía

Las organizaciones que integran el sindicalismo combativo protagonizaron una gran jornada de lucha, con el paro por paritarias de las gremiales docentes Suteba Ensenada, Suteba Matanza, Ademys (porteña) y AGD (UBA); concentraciones de estas en Obelisco y la Casa de Chubut; y un acto en la Secretaría de Trabajo, denunciando el ajuste del gobierno y la tregua cómplice de la burocracia de la CGT (que se reunieron allí para el Consejo del Salario), y en apoyo a la lucha que dan hace 40 días docentes y estatales de la provincia de Chubut.

De la jornada, que comenzó a las 7 am en el Obelisco, participaron los mencionados sindicatos docentes, el Sutna (neumático), la Unión Ferroviaria Oeste, Cicop (salud bonaerense), referentes de la rebelión chubutense, delegados y agrupaciones del gremio estatal y de tercerizados de Aerolíneas, el Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras, entre otros.

El acto realizado frente a la cartera laboral repudió la política de desmovilización de las centrales sindicales y el peronismo, mientras se devalúan día a día los sueldos y jubilaciones, así como la modificación miserable del salario mínimo anunciada en la reunión por el gobierno, de 35% en tres cuotas, que lo dejaría en octubre en $16.875 (poco más de la mitad de la actual canasta de pobreza).

 

Ileana Celotto, secretaria general de AGD-UBA, destacó que fueron al paro pese a la negativa de las federaciones de la docencia universitaria, y marcó que con el sindicalismo combativo –que ya se había movilizado el pasado jueves 22- “estamos enfrentando a la contención de las direcciones sindicales, que están todas con Fernández sosteniendo la gobernabilidad de Macri”. Tras denunciar el compromiso de ambos con el capital financiero, aseveró que “atrás del Fondo no hay salida. Nos han dicho durante años que tenemos que hacer cada vez más sacrificios, para no entrar en default, y miremos como estamos ahora: con un megacanje que es igual o peor que el de Cavallo”. En ese sentido, planteó el no pago de la deuda externa, la nacionalización de la banca y el comercio exterior.

Quien abrió el acto fue Alejandro Crespo, secretario general del Sutna, que marcó que  “quieren aprovechar esta situación, con un presidente que no asumió y otro que sigue siendo pero ya no tiene poder, para atacar más y más a los trabajadores, pensando que no tenemos a quién señalar y adónde ir. Tenemos que ir a las calles porque así se va derrotar este ajuste”

Jorge Adaro, secretario general de Ademys, señaló que la conducción de la CGT “hoy tendría que haber planteado la huelga general, son una vergüenza” y llamó a la unificación y la coordinación de las peleas obreras en curso. Guillermo Pacagnini, secretario general de CICOP, planteó que ha empezado a modificarse la situación, con sindicatos que van al paro y la asamblea permanente, y señaló que había que “impulsar una alternativa de los trabajadores en las elecciones, ligando lo sindical y lo político”, en referencia al Frente de Izquierda-Unidad.

La lucha chubutense, donde estatales y docentes vienen reclamando contra el retraso en el pago de salarios y el corte de la obra social, por el boleto educativo y frente al vaciamiento de la salud, fue el eje de varias de las intervenciones. Noemí Barra, delegada docente de Trelew, marcó que vienen luchando desde el año pasado, y que desde hace 40 días hay mujeres trabajadoras bloqueando los pozos petroleros, cortes de ruta, acciones en la Cordillera, y sentenció que “en Chubut no falta plata: se destina a pagar la deuda. La provincia está siendo un laboratorio de ajuste”.

En esa sintonía, Daniel Rapanelli, secretario general del Suteba Ensenada, aseveró que “hay que poner todo el esfuerzo, la lucha militante, en apoyo a la extraordinaria huelga. Chubut debe triunfar. Como dijimos hoy frente a la casa de Chubut, [el gobernador Mariano] Arcioni representa una postal adelantada de esta transición convulsiva”. A su turno, dio cuenta de las resoluciones en las seccionales combativas de Suteba en favor de un paro nacional de Ctera por esta causa, y de la convocatoria de las mismas a un plenario provincial de delegados este viernes, para votar un plan de lucha.

La jornada dejó planteada, como propuso Celotto en su intervención, realizar una nueva movilización del sindicalismo combativo al Congreso para cuando (como viene de colocar el gobierno con un proyecto de ley) se trate allí la convalidación del “reperfilamiento” de deuda, rechazando la avanzada antipopular y defendiendo el no pago de la deuda externa, como parte de un programa de defensa del salario y del trabajo y de movilización y salida obrera a la crisis que continúa escalando.

 

 

Compartir

Comentarios