fbnoscript
2 de septiembre de 2019

Prestadores en discapacidad: movilización y estado de alerta

Tras movilizarnos, reclamamos que se hagan efectivos los aumentos del Nomenclador, que rige los ingresos de la actividad.
Por Corresponsal
Apel Prestadores

El pasado jueves 22 se llevó a cabo la reunión del Directorio del Sistema de Prestaciones Básicas de Atención Integral en favor de las Personas con Discapacidad. Este organismo, con una mayoría casi automática del Estado, las cámaras patronales, las obras sociales y la Iglesia, es el que determina los valores de los nomencladores nacionales, es decir, cuánto cobrarán las decenas de miles de trabajadores que llevan a cabo los tratamientos y prestaciones a esta comunidad, y que se hayan por fuera de cualquier convenio colectivo.

El frente de lucha Prestadorxs Precarizadxs se movilizó allí para denunciar la situación asfixiante del sector, presentando un detallado análisis de costos que había elaborado de forma colectiva, con la colaboración de la Asociación Argentina de Terapistas Ocupacionales. Los funcionarios debieron admitir la crítica situación actual y extraoficialmente se comprometieron a tomar el estudio realizado; y en estos días ha comenzado a circular los aumentos previstos para el mes de septiembre y noviembre, que contemplarían un incremento de entre 20 y 31%.

Precarización y organización

Desde Apel Prestadores (PO) venimos motorizando la organización de este sector, a través del frente de lucha Prestadorxs Precarizadxs, organizándonos sistemáticamente con un método asambleario y llevando una tenaz lucha basada en la movilización, frente a una situación laboral que nada tiene que envidiarle a la tan mentada “reforma laboral” que el régimen del FMI busca imponerle a toda la clase trabajadora. Monotributismo, “salarios” muy por debajo de la canasta familiar, aumentos muy por debajo de la inflación, contratos basura de 10 meses, demoras ridículas en los pagos, trabajo en negro encubierto… un paraíso patronal que ha degradado los ingresos de los trabajadores muy por debajo de la línea de pobreza.

Un claro ejemplo es el de quienes realizan a través de este régimen la prestación “maestro de apoyo”. Hoy, la tan manoseada “inclusión educativa” se realiza sobre la base de profesionales precarizados, conocidos en las escuelas como APND/AE; mientras se vacía desde el Estado la modalidad de educación especial, sustituyen personal que debería estar bajo estatuto docente por tercerizados que ganan $13.000.

¿Cómo seguimos?

Los sonados aumentos, aún no oficiales, de ningún modo recomponen las pérdidas de estos años y la escalada inflacionaria, pero representan un ejemplo de que la organización y la lucha han sido fundamentales para estos resultados parciales, presionando a quienes en 2017 y 2018 otorgaron un total de 13% a otorgar, en lo que va del 2019, alrededor de un 43% en promedio.

Si bien se trata de un avance muy parcial, es un botón de muestra de que las conquistas de la clase trabajadora son fruto de su organización y de su intervención directa en la realidad –una conclusión que nos prepara para futuras luchas. Con esta conciencia, Prestadorxs Precarizados participó luego de la marcha al Directorio de la movilización que ese mismo jueves 22 realizó el sindicalismo combativo a Plaza de Mayo, ligando las consignas del sector (aumento del Nomenclador, basta de precarización laboral, basta del ajuste en discapacidad) a los reclamos por el cese de despidos, salario básico igual a la canasta familiar y aumentos de emergencia, contra el régimen del FMI y el pacto devaluacionista de Macri y Fernández–Fernández, que avizora que buscarán seguir descargando la crisis sobre los trabajadores en la larga marcha hacia octubre y más allá.

Los trabajadores debemos intervenir en la crisis. Nos mantenemos alerta y organizados para que el aumento se efectivice y se publiquen inmediatamente en el boletín oficial los aumentos del Módulo Maestro de Apoyo y de los tratamientos que se realizan bajo la modalidad de “Prestación de Apoyo” (fonoaudiología, terapia ocupacional, psicopedagogía, psicomotricidad, acompañamiento terapéutico, psicología, etc.).

Pase a planta de todos los tercerizados en educación y salud.

Basta de precarización laboral.

Compartir

Comentarios