fbnoscript
2 de septiembre de 2019

Misiones: importante conquista del frente de tareferos y desocupados

Tras 26 días de acampe, el gobierno comprometió asistencia alimentaria, herramientas de trabajo y la implementación de módulos productivos.

Tras 26 días de acampar frente a la casa de gobierno de Misiones, el frente único de tareferos y trabajadores desocupados de la Zona Centro conquistó una serie de reivindicaciones.

El gobierno se comprometió a otorgar asistencia alimentaria y herramientas de trabajo, así como la asistencia a los merenderos y la implementación de diversos módulos productivos (como criaderos de pollos, talleres de carpintería y herrería, panadería y huertas).

Un frente de lucha

Las familias obreras de la zona centro viven una situación crítica como resultado de la crisis nacional, que en esta región se agrava por la finalización prematura de la zafra de yerba mate (que dejó sin ingresos a un enorme número de personas) y el abandono de las políticas sociales de los distintos estamentos estatales, que afecta directamente a miles de niños que se alimentan en los merenderos comunitarios.

Ante ésta situación, tres agrupaciones de tareferos y del movimiento piquetero de la zona centro de la provincia (el Polo Obrero, la CCC y la 8 de Octubre) habían decidido en asamblea realizar el plan de lucha, que consistió en un acampe por tiempo indeterminado con un acuerdo en un pliego de reivindicaciones.

El frente de lucha tuvo que soportar las provocaciones del gobierno de la provincia, así como las presiones de los dirigentes "nacionales y populares" de Misiones de subordinar la lucha al recambio electoral. Pero gracias el método de debatir y resolver todo en la asamblea, al acompañamiento de las jornadas nacionales de lucha del Polo Obrero (que movilizaron miles de compañeros por toda Misiones) y al apoyo de trabajadores, estudiantes y organizaciones sociales de Posadas, fue posible sostener la lucha hasta el triunfo actual.

Es claro que con lo conseguido no alcanza. Sin embargo, en el marco en el que se realizó la lucha, estas conquistas refuerzan un método y un plan de lucha por trabajo genuino y por un subsidio interzafra mayor al salario mínimo vital y móvil.

Los trabajadores tenemos que intervenir

El triunfo de los trabajadores rurales y los desocupados solo será posible en una lucha general de la clase obrera misionera y Argentina.

Las crisis empuja a la miseria a todos los sectores de trabajadores y es necesario un gran paro nacional de 36 horas, con movilizaciones y asambleas que permitan discutir un programa de reivindicaciones y un plan de lucha, para que la crisis la paguen quienes nos llevaron a ella, los capitalistas.

Compartir

Comentarios