fbnoscript
4 de septiembre de 2019

30.000 piqueteros reclaman frente a Desarrollo Social y se realizaron cortes en todo el país

Acamparán sobre la 9 de Julio ante la falta de respuesta del gobierno
30.000 piqueteros reclaman frente a Desarrollo Social y se realizaron cortes en todo el país

Foto Sergio Santillan, Ojo Obrero Fotografia

Unas 30.000 personas se concentraron desde la mañana del 4 de septiembre frente al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, cortando la Avenida 9 de Julio -una de las arterias más importantes de la Ciudad de Buenos Aires. Exigen ser recibidos por la ministra Carolina Stanley, reclamando la duplicación inmediata de los programas sociales, el aumento y la ampliación de los comedores populares, y un seguro al desocupado del 80% de la canasta familiar. El corte fue organizado luego de que el gobierno rompiera la mesa de negociaciones, y ante la falta de respuestas las organizaciones anunciaron que acamparán toda la noche.

De la movilización convocada por el frente de lucha piquetero, que lideran el Polo Obrero y Barrios de Pie, participa también un sector de organizaciones -como el Frente Popular Darío Santillán, el FOL y el MTD- que hasta el momento se encontraba encuadrado dentro del Triunvirato San Cayetano, el cual está inmerso en una paz social con el gobierno de Macri. Mientras se desarrollaba este piquetazo masivo, las organizaciones del Triunvirato como la CTEP, junto a la CTA, realizaban una actividad frente a un vaciado Congreso Nacional, rechazando confluir en un plan de lucha para golpear al gobierno, mientras este descarga verdaderos mazazos contra los trabajadores.

 

Acciones 1similares se desarrollaron en el Puente que une Río Negro y Neuquén, en Mendoza, en el Puente Carretero de Córdoba, en distintas rutas de Misiones, en Chaco, Rosario, dando una extensión nacional a la jornada de lucha. La respuesta masiva al hambre, la pobreza y la desocupación, que se agravan como consecuencia de la quiebra del país, resquebraja el pacto social no escrito entre la burocracia sindical y piquetera con el macrismo en retirada, que buscan contener la bronca popular para evitar que irrumpa la clase obrera en medio de una transición política ya traumática y marcada por un derrumbe económico.

 

Desde la manifestación, el dirigente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, declaró: “Exigimos a la ministra Stanley que dé la cara. La funcionaria no ha aparecido después de las elecciones, cuando justamente éstas lo que mostraron es que la población está harta de la miseria, de la pobreza, de la desocupación. Si no hay respuesta vamos a hacer un acampe de miles de personas”. Denunció también que el presidente virtualmente electo, Alberto Fernández, “avala las medidas económicas del gobierno, como la devaluación, el cepo y la fuga de capitales” pero le da la espalda a los reclamos de los trabajadores. “Esta negativa a atender los problemas sociales más elementales también forma parte de una política de colaboración entre el gobierno saliente de Macri y el próximo gobierno de Fernández”.

A su vez, el referente del Polo Obrero remarcó que “las acciones masivas del movimiento piquetero vuelven a exigir, como lo hacen las movilizaciones del Plenario del Sindicalismo Combativo, a la CGT que eje de mirar para otro lado. (La central) debe convocar a un paro de 36 horas, que sea el inicio de un plan de lucha hacia la huelga general, porque no se aguanta la situación hasta octubre. Por eso es necesaria la intervención de los trabajadores, organizada, masiva y en la calle”.

 

Compartir

Comentarios