fbnoscript
5 de septiembre de 2019 | #1563

Abajo el cepo a los salarios y jubilaciones

La instalación del cepo está muy lejos de haber restablecido la calma cambiaria. El dólar sigue subiendo, pero en el mercado paralelo, como con el cepo kirchnerista.

Los grandes empresarios tienen habilitado un salvoconducto al cepo mediante el “contado con liquidación”.

La inflación, mientras tanto, sigue subiendo al ritmo de la devaluación del peso.

El cepo sólo vale para los salarios, las jubilaciones y los planes sociales. El aumento del salario mínimo y la jubilación mínima en cuotas son ínfimos al lado de la carestía.

Los jefes sindicales han ordenado renunciar a cualquier reclamo salarial.

Responden a la política de Alberto Fernández de que la devaluación es necesaria y “razonable”.

El ganador de las Paso ha dado un guiño favorable a las medidas del gobierno y no quiere hacer olas.

Sin embargo, empieza a explotar el descontento.

Chubut sigue en rebelión por el incumplimiento salarial del gobernador albertista Arcioni. El envío de patotas contra los huelguistas no logró acobardar a quienes reclaman. Al contrario, desató una pueblada.

Ctera debió convocar a un paro nacional en respuesta a esta provocación.

ATE y Conadu Histórica impulsan paros para la semana que viene. En muchas fábricas, los obreros enfrentan despidos y vaciamientos, sin apoyo de la burocracia. 30 mil piqueteros acamparon sobre la 9 de Julio para reclamar contra el hambre y por un aumento de emergencia de los planes sociales.

El Plenario del Sindicalismo Combativo viene impulsando movilizaciones y ahora promueve un encuentro nacional de quienes impulsan una acción contra la tregua sindical, tanto ocupados como desocupados.

Es necesario hacer frente a la ofensiva en marcha.

Por un paro activo de 36 horas y un plan de lucha.

Por un Congreso de delegados de base de ocupados y desocupados para votar un pliego único de reclamos del movimiento obrero y discutir un plan económico y social de los trabajadores frente al descalabro nacional.

-Que la crisis la paguen los capitalistas.

-Por un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar. Por la prohibición de despidos y suspensiones. Ocupemos cada planta que cierra o despida masivamente. Por el 82% móvil para los jubilados.

-Fuera el régimen del FMI. Por una salida de los trabajadores.

Compartir

Comentarios