fbnoscript
5 de septiembre de 2019 | #1563

Chubut marca un camino

Con todo al plenario de trabajadores convocado por el sindicalismo combativo

Las organizaciones de trabajadores que componen la mesa del Plenario Sindical Combativo se reunieron para definir la convocatoria a un plenario nacional de trabajadores ocupados y desocupados para definir un curso de acción y un planteo frente a la crisis nacional. Luego de las masivas movilizaciones del sindicalismo combativo y las organizaciones de desocupados de las últimas semanas, que pusieron en la calle las reivindicaciones centrales de los trabajadores, los compañeros del Sutna convocaron a las organizaciones del PSC a reunirse para avanzar en nuevas iniciativas. Reunidos en la sede de la AGD-UBA, delegaciones de la Unión Ferroviaria Oeste, Cicop, docentes de los Sutebas combativos y de Ademys, del Polo Obrero, delegados del Hospital Italiano, delegados gráficos, de la minoría clasista de Foetra, juntas internas de ATE recuperadas y de otros gremios debatieron sobre el cuadro de crisis y resolvieron convocar a todas las organizaciones sindicales y del movimiento piquetero a discutir y resolver un curso de acción frente a la crisis. Este sábado 7 de setiembre se realizará una reunión preparatoria en el Sutna San Fernando con todos los representantes sindicales que quieran formar parte de esta iniciativa.

Esta nueva iniciativa se da en un marco del default y el cepo que han dejado al descubierto la bancarrota nacional, al tiempo que la carestía descarga las costas de la crisis sobre los trabajadores. El viernes 30 pararon los docentes universitarios de la mano de AGD-UBA, los Suteba de Matanza y Ensenada y Ademys, con importante acatamiento, rompiendo la tregua de las burocracias de su actividad. ATE va al paro nacional junto a Conadu Histórica el 10 de setiembre. Los trabajadores de Ran-Bat lograron la reincorporación pero el Estado entregó el pago de Repro frente a la quiebra en ciernes de la empresa. Las y los trabajadores de Mielcita luchan contra el cierre con la ocupación. En  Ansabo continúa el acampe de los compañeros papeleros que luchan por la reapertura. Los colectiveros de la 165 llevan cuatro meses de lucha con las dotaciones sin funcionar, logrando que el salario lo pague el propio Estado frente a la quiebra de la línea.

También han anunciado suspensiones masivas empresas de importancia como Arcor, Siderca, Morvillo o Eskabe. El Sutna enfrenta también nuevos intentos de las patronales de avanzar sobre los trabajadores en Pirelli y en Bridgestone, luego de la lucha contra el PPC (procedimiento preventivo de crisis) en Fate. Sumado a esta situación, continúan la pulverización del salario y pretenden retomar la línea de la reforma laboral que liquide los convenios colectivos de trabajo y las conquistas de los trabajadores argentinos.

Como venimos señalando en Prensa Obrera, la situación en la provincia de Chubut es el espejo en donde debe mirarse todo el país. Los docentes y estatales protagonizan una verdadera pueblada que ha quebrado el operativo de contención montado por la burocracia sindical, luchando masivamente por su salario. En las últimas horas, una patota ligada al burócrata petrolero “Loma” Avila atacaba el piquete de los docentes provocando el repudio nacional y una movilización de 40.000 personas que configura una rebelión popular contra Arcioni, el gobernador albertista recién electo que no paga los salarios en fecha y desconoce los acuerdos paritarios. La Ctera tuvo que convocar un paro nacional que se coloca objetivamente contra un gobernador alineado con la fórmula Fernández-Fernández al igual que el burócrata del petróleo que atacó a los compañeros y la propia dirección de la Ctera. La lucha de los trabajadores ha puesto patas para arriba a los diferentes brazos del bloque F-F.

La disparada del costo de vida -hoy una familia que no supera los 32 mil pesos se encuentra en la pobreza según los propios datos oficiales- coloca a millones de familias en la pobreza. Las masivas movilizaciones del movimiento piquetero con el Polo Obrero a la cabeza -que se encuentra acampando con más de 30 mil compañeros- abren un curso de intervención masiva frente al pacto de “paz social” del triunvirato piquetero, pacto se resquebraja frente a la enorme bronca que se vive en las barriadas populares. 

La burocracia sindical actúa como verdadero garante del trabajo sucio antiobrero de Macri en la transición, acompañado con el silencio frente a las últimas medidas de la coalición de los Fernández y Massa. Abiertamente han declarado estar al servicio de la “gobernabilidad” aunque esta defensa implique dejar pasar todos los ataques que reciben los trabajadores. Luego de las jornadas de diciembre 2017, la reforma laboral quedó archivada. Hoy, es el propio Alberto Fernández quien ha desempolvado estas intenciones, pretendiendo un “pacto nacional” entre los trabajadores y las patronales para congelar el salario y avanzar sobre los convenios colectivos, como él mismo señaló, con el modelo “Vaca Muerta” de liquidación del convenio petrolero.    

Apoyamos con todo la iniciativa de los sindicatos combativos. El Frente de Izquierda-U libra una batalla política de carácter estratégico en concordancia con el campo de lucha de todos los trabajadores en esta etapa, y en particular con el programa resuelto en el plenario fundacional del PSC. Impulsamos esta iniciativa desarrollando una gran agitación en todo el movimiento obrero, llamando a los trabajadores a organizarse para enfrentar el cerco de la burocracia sindical de todos los pelajes y luchar por la intervención de la clase obrera como factor determinante en la crisis política nacional a través de un paro activo nacional de 36 horas. Impulsamos asambleas populares en los barrios, asambleas en los sindicatos y en todas las organizaciones populares. Por un Congreso Nacional de delegados mandatados de ocupados y desocupados. No permitamos que la crisis se descargue sobre los trabajadores. Basta de despidos.

Ocupación de toda fábrica que cierre o despida masivamente. Por el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario. Por la reapertura inmediata de todas las paritarias. Por la nacionalización de la banca y el comercio exterior bajo control de los trabajadores. Por una salida de los trabajadores a la crisis capitalista en curso.

 

Compartir

Comentarios