fbnoscript
4 de septiembre de 2019

Enorme jornada piquetera en Córdoba

En el marco de la jornada nacional de lucha piquetera, se realizó una extraordinaria movilización de más de 4 mil personas por las calles del centro de Córdoba, con la participación del Polo Obrero, el MTR, FOL, Barrios de Pie, a los que luego se sumó el Frente Popular Darío Santillán.

La acción comenzó por la mañana con el copamiento total del Puente  “Darío y Maxi” (Centenario), marchando luego a la delegación del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, donde se estableció un acampe exigiendo respuesta.

La marcha –que tuvo como principales reclamos los de trabajo genuino, apertura y aumento de los programas sociales, y más y mejores alimentos para los comedores populares- es la respuesta organizada de las organizaciones piqueteras frente a la falta de respuesta del gobierno nacional.

En el acto realizado frente a la delegación ministerial los referentes de las agrupaciones destacaron la masividad de la convocatoria (que da cuenta del creciente proceso de organización de los desocupados) y la necesidad de continuar con la unidad y la lucha por todos los reclamos pendientes, y se leyó una declaración en repudio a la represión a los trabajadores de Chubut a manos de una patota de la burocracia sindical.

La participación en la jornada de organizaciones que en el pasado inmediato articulaban con la CTEP y el triunvirato Cayetano muestra el acierto de la campaña que desde hace más de un año viene sosteniendo el Polo Obrero, por un frente único de las organizaciones piqueteras para enfrentar a Macri y los gobernadores y arrancar todos los reclamos -al tiempo que desenvuelve en los barrios de Córdoba los métodos de la asamblea, delegados, empadronamiento, y la acción directa con piquetes, ocupaciones y movilización.

De la jornada participó el PTS, que históricamente ha renegado del movimiento piquetero. No asistieron Izquierda Socialista y el MST, incluso cuando este cuenta con un agrupamiento de desocupados.

La jornada piquetera se suma a la huelga victoriosa de las y los municipales de Jesús María, y a la lucha en Molinos Minetti. Se trata de expresiones de lucha que marcan el camino, en un cuadro en el que –a contrapelo de la campaña que sostuvo el gobernador Schiaretti en las elecciones- se siente agudamente el impacto de la crisis en Córdoba, con la caída de la recaudación provincial (como resultado de la contracción del consumo) y la pérdida de puestos de trabajo en la construcción y la industria.

El Polo Obrero entiende que para derrotar al régimen del FMI es necesario ganar la calle, en una acción conjunta de trabajadores desocupados y ocupados, con el planteo del paro activo nacional de 36 horas, plan de lucha y un congreso de delegados de base. Sobre esa premisa hacemos un llamado al conjunto de organizaciones a continuar movilizados, porque la lucha es ahora.

Compartir

Comentarios