fbnoscript
5 de septiembre de 2019

Despidos y suspensiones masivas en las automotrices

La industria automotriz está siendo severamente golpeada por la crisis. Las patronales descargan el peso de la misma sobre los trabajadores a través de despidos, suspensiones masivas, retiros voluntarios, paradas de líneas. La recesión, la ausencia de un valor de referencia en el marco de un dólar inestable, y la crisis internacional, sobre todo la recesión de la economía brasilera, configuran un cuadro explosivo. Las patronales cuentan con la complicidad incondicional de la dirección del Smata para implementar el ajuste en los lugares de trabajo.

La crisis en el sector

Según datos de Acara (Asociación de Concesionarios de Automotores) el patentamiento de autos cayó un 32,8% interanual en el mes de julio. En los primeros 7 meses del año la caída alcanzó un 45,8%. Calculado Julio contra Agosto también hubo un descenso en las ventas (-11,8%) a pesar de los planes de incentivos del gobierno -el plan 0km que incluye descuentos de $50.000 hasta $90.000 por unidad -hoy “en suspenso”. Esto inmediatamente repercutió en el sector industrial (terminales): la caída de la producción fue de 47,8% enero-julio. Las ventas mayoristas, de las terminales a las concesionarias, mermó un 51,7%. Las proyecciones no son nada alentadoras. Se estima para setiembre una producción de 30.000 unidades, 27 mil en octubre, 21mil noviembre y 16 diciembre.  

La crisis de sobreproducción no es nueva, viene de arrastre. En 2019 la industria arrancó con un stock de 260.000 unidades. Más del 50% de lo estimado para todo el año, o sea, más de 6 meses de producción. La profundización de la crisis post PASO golpeó de lleno al sector, entre otras cosas por su dependencia del valor del dólar. Las terminales aumentaron el valor de los automotores entre un 11% y un 23%, las concesionarias suspendieron las operaciones. En los pocos días que va de setiembre los precios volvieron a aumentar: 6%.

El cuadro se completa con la recesión brasilera ya que el país carioca se lleva el 66% de las exportaciones de la industria.   

Suspensiones masivas y despidos en el gremio

Según declaraciones de Pignanelli hubo hasta ahora 7.000 despidos en el gremio. Lo que no menciona el dirigente sindical es que no hubo plan de lucha alguno para enfrentarlos. Con respecto a las suspensiones, hacer un cálculo estimativo se dificulta porque vienen arrastrándose desde hace ya un tiempo. Los recientes anuncios suman casi 7000. 

En Córdoba, Renault anunció 1800 suspensiones. Fiat, que desde julio viene trabajando 3 o 4 días por semana tiene en carpeta un retiro voluntario y anunció 2300 suspensiones. En ambos casos a partir de la semana que viene y con el cobro del 75% del salario. Hay que señalar que el Smata firmó con Renault meses atrás un acuerdo que incluía, entre otras cosas, reducción de horas de trabajo (de 8hs a 6hs diarias), recorte salarial del 30% y posibilidad de adelanto de vacaciones.

En Santa Fe, General Motors, que antes largó un retiro voluntario, ahora implementó una “parada técnica” hasta febrero. Las suspensiones en la planta alcanzan a 1400 trabajadores. Una cantidad similar están suspendidos en Volkswagen de Pacheco. Mercedes Benz, en Virrey del Pino, suspendió el 25% del personal producto del parate de la línea de buses y camionetas destinado al mercado interno hasta, al menos, febrero del 2020. El segmento de Vans, el fuerte de la planta, está motorizado por las exportaciones a Brasil, en recesión. Iveco viene de firmar con el Smata un acuerdo de suspensiones y retiros voluntarios. Ford anunció 170 suspensiones rotativas hasta diciembre. En mayo ya había aplicado 500. Toyota recortó las extras, el día sábado y durante julio suspendió la producción una semana.

La situación es compleja, las suspensiones hablan de la profundidad de la crisis y como las patronales, con la complicidad de las direcciones sindicales, la descargan sobre los trabajadores. En las automotrices se repite el esquema, esta vez con más profundidad, que ya fue aplicado entre fines de 2018 y principio de 2019 cuando las suspensiones se contaban por miles (2000 en Fiat, 1500 General Motors, 2000 Peugeot, 700 Honda en esa ocasión).

Un planteo obrero

La crisis económica golpea de frente a la industria automotriz. Un régimen social que transformó al país en una colonia financiera no da lugar a ningún tipo de desarrollo industrial. Los trabajadores tenemos que intervenir en la crisis con un programa propio para que la crisis capitalista la paguen justamente los capitalistas. 

En primer lugar, de cara al gremio, es prioritario un planteamiento en defensa de los puestos de trabajo: ningún despido ni suspensión y ocupación de toda fábrica que cierre, despida o suspenda masivamente. Para que este planteo pueda desenvolverse es necesario que se convoquen asambleas de trabajadores en todos los lugares de trabajo y plenarios de delegados con mandato para elaborar un plan de lucha nacional a refrendar en una asamblea general del gremio. Se impone una campaña en esa línea.

A su vez, es imperioso un planteo hacia el conjunto de la clase obrera que viene siendo golpeada por la crisis: por un Congreso de bases de todos los sindicatos que discuta un plan económico de salida a la crisis. Paro activo de 36 horas camino a la huelga general para derrotar el régimen del FMI. Estas enormes tareas requieren de una lucha política inclaudicable contra la burocracia sindical aliada de la fórmula Fernández-Fernández. Pignanelli es parte de la “Mesa de Acción Política del PJ” junto a Daer y Moyano entre otros. Fue un impulsor de la candidatura fracasado de Uñac y promotor del “Pacto social”, caballito de batalla del PJ-K para encorsetar las luchas obreras.

Solo con una orientación de clase, los trabajadores del Smata pueden abrirse paso frente a la contención sindical y política que ejerce el nacionalismo burgués. No hay margen para un desarrollo industrial ni reactivación económica de la mano de un gobierno representante del capital financiero y la burguesía, comprometido con el pago de la deuda y la reforma laboral.

En esta nota:

Compartir

Comentarios