fbnoscript
6 de septiembre de 2019

Por una lista multicolor para recuperar la UTE–Ctera para la lucha

Es el FMI o la educación y sus trabajadores
Por Corresponsal
Tribuna Docente Capital, Lista Rosa nacional

Aunque parezca lejano y con varios capítulos de crisis de por medio, el 3 de diciembre próximo se realizarán las elecciones internas para el sindicato docente UTE, entidad de base de Ctera en Capital Federal y el más grande en cantidad de afiliados.

La lucha por poner en pie una lista de toda la oposición antiburocrática, sin embargo, comienza por estos días ya que el 16 de septiembre vence el plazo para la presentación de listas. Un aviso repentino de fechas y requisitos verdaderamente proscriptivos aceleran los tiempos.

El desafío que enfrentamos como parte de la oposición nacional a la conducción celeste de Ctera, que ha dado muestra de su extrema integración al Estado convirtiendo a la central y a sus sindicatos en sucursales de los gobiernos de turno, es poner en pie nuevamente una lista multicolor, a través del frente único como se logró en 2015, como la primera tarea para todo el activismo y delegados honestos que quieren recuperar la UTE para la lucha en defensa de la educación y sus trabajadores.

La UTE conducida por la Celeste es el sindicato que cualquier gobierno desea tener de su lado, incluso el macrismo. El propio ex ministro de Educación Esteban Bullrich  declaró públicamente su afinidad  con Eduardo López (secretario general del sindicato) cuando era ministro de educación de ciudad. El propio López lo aceptó con honestidad brutal ante la agencia Télam: “desde 2003 al 2015 no hubo conflicto educativo en la Ciudad”. A confesión de partes…

Es la polémica que  desarrollamos como Tribuna Docente en el casi único plenario anual de principios de año, cuando le planteamos a la conducción celeste que rompa la tregua con el macrismo, que no era real que no hubo conflictos educativos durante los últimos 10 años en Caba, que no aceptemos el 23% en tres cuotas y salgamos a luchar. En cambio, la Celeste en ese plenario sostenía que por ser año electoral, este año no perderíamos salarialmente, y rechazó desarrollar un plan de lucha frente al cierre unilateral del gobierno de nuestra paritaria.

 

Las pruebas están a la vista, frente a la devaluación permanente nuestro salario se ha desvalorizado, se ha agudizado la crisis educativa y está planteado intervenir ahora en la crisis como trabajadores si no queremos seguir perdiendo nuestras conquistas, atados al paquete del FMI que viene con reforma laboral y previsional bajo el brazo.

Indudablemente las elecciones nacionales atraviesan también las elecciones internas.

El accionar de la conducción celeste se ha movido por la senda del “hay 2019” y, ahora, por no hacer olas hasta octubre. La apuesta de la Celeste es poner el sindicato al servicio del triunfo de Alberto Fernández y Matías Lammens (candidato del Frente de Todos en la Ciudad), volver a pasar del otro lado del mostrador, incluso en la Ciudad.

Construir una lista multicolor de nuevo, recuperando la dirección del sindicato con un programa de independencia política, es clave. El retroceso de las condiciones materiales de la docencia durante el macrismo, con pérdida de conquistas importantes como la junta de clasificación y disciplina y el avance contra la educación pública, fue también responsabilidad de una directiva que mantuvo una política de colaboración con Macri y Horacio Rodríguez Larreta. Administrando en dosis los paros y sin organizar a las escuelas y la docencia para derrotar al gobierno.

Las luchas contra las reformas anti-educativas (NES- Secundaria sin Futuro, Unicaba, cierre de nocturnas) surgieron al margen del sindicato y luego éste se montó sobre él para tratar de contenerlas. Incluso el reclamo que conmovió las aulas como lo es el aborto legal, seguro y gratuito y la ESI fueron llevados al sindicato por la oposición.

Estas luchas en la que Tribuna Docente y las agrupaciones que componen la Multicolor fuimos organizadores, son la base para una lista representativa y de lucha común para intervenir ahora frente a la crisis que golpea a las/os trabajadores.

Volver a poner al sindicato mayoritario de la ciudad al servicio de la unidad de toda la docencia de Capital Federal es la principal tarea de los/as afiliadas y por eso hacemos un llamado a todas las agrupaciones que intervienen en UTE a lograr este objetivo.

En esta nota:

Compartir

Comentarios