fbnoscript
6 de septiembre de 2019

Revocan cierre de la causa por Santiago Maldonado

La lucha por verdad y justicia sigue

Esta mañana, se informó la decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, de revocar el cierre de la causa sobre la muerte de Santiago Maldonado que había impuesto el juez Gustavo Lleral el 29 de noviembre de 2018.

Meses atrás, las querellas –entre ellas la de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, patrocinada por Liliana Alaniz de Apel- habían presentado conjuntamente la petición de revocación dado que el cierre se trataba de una decisión apresurada que buscaba archivar la causa sin realizar una serie de peritajes necesarios, pedidos por la querella y denegados por Lleral, para precisar la data de muerte, el modo y el tiempo de sumersión del cuerpo, entre otras cuestiones, que aportarían a determinar el momento y causas de muerte de Santiago Maldonado. El fallo de la Cámara sostiene que la investigación no está agotada y que deben realizarse estos peritajes (presencia del polen en el cuerpo, a los billetes encontrados en la billetera de Maldonado, entre otros) a la vez que descarta el solicitado sobre la comunicación telefónica a su celular que habría durado 20 segundos.

En la misma presentación, se criticaba la desvinculación que el juez Lleral hacía entre la investigación por el paradero y muerte de Santiago Maldonado y el ingreso violento de Gendarmería nacional en el terreno de Pu Lof y la persecución a los manifestantes, dado que la misma “obraba en otro expediente”. La Cámara, si bien sostiene que esa investigación está en curso y rechaza cualquier hipótesis de desaparición forzada de Santiago Maldonado, plantea que los hechos deben analizarse en el “contexto fáctico” para determinar la responsabilidad de Gendarmería. La profundización de la investigación revoca el sobreseimiento y pone explícitamente en cuestión el accionar de Emmanuel Echazú, uno de los tres gendarmes que estuvieron en el mismo lugar que Santiago Maldonado a la vera del río Chubut y que se presentó voluntariamente en la causa para tener acceso privilegiado al expediente.

La resolución de la Cámara, a su vez, convoca a que se realicen nuevamente las declaraciones testimoniales de las cuales habían sido imposibilitados de participar la querella y que Lleral había definido como determinantes para la decisión del cierre de la causa y que se realice una reconstrucción 3D de los hechos.

La reapertura de la causa y continuación de la investigación con estos peritajes y testimonios  es una conquista de la lucha de su familia y la movilización popular. El reconocimiento a los pedidos básicos realizados por la querella demuestra que la investigación por la desaparición y muerte de Santiago Maldonado estuvo atravesada, antes que por dilucidar hechos y responsabilidades, por decisiones políticas que partieron del Estado nacional y los principales funcionarios del Gobierno con el fin de exonerar a Gendarmería nacional y a los funcionarios implicados (el jefe de gabinete del ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, estuvo presente en la zona durante la represión). Algunos funcionarios del gobierno, incluso, se dedicaron a desacreditar la lucha por justicia, diciendo peyorativamente que Maldonado se había ahogado, omitiendo la persecución de la Gendarmería.

Es necesario llegar hasta el final en este caso: Echazú, Noceti, Bullrich, toda la cadena de responsabilidades debe ser juzgada y debidamente condenada. Advertimos contra cualquier intento de cortar esa cadena de responsabilidades, o peor aún, de transformar a las víctimas en victimarios, como ya se advierte en declaraciones del Gobierno.

La desaparición de Maldonado, seguida por masivas movilizaciones, así como el posterior crimen de Rafael Nahuel, puso de relieve  un salto en la militarización del sur del país, cuyo propósito es asegurar el dominio de sus tierras y recursos por parte de Benneton, Lewis y los pulpos mineros y gasíferos.

La investigación debe continuar hasta la clarificación de los hechos, que involucran a Gendarmería que persiguió a Santiago Maldonado a los tiros, mucho más allá de la ruta, destruyendo todo a su paso, y al Gobierno y responsables políticos que promovieron y aplicaron la doctrina de la acción por flagrancia. Ello requiere que sostengamos la movilización por verdad y justicia.

 

Compartir

Comentarios