fbnoscript
7 de septiembre de 2019

La injusta condena del docente Esteban Pinat

La docencia de La Matanza continuará la lucha por la absolución del compañero
Esteban Pinat, profesor de Educación Física de un jardín de infantes de Virrey del Pino, fue acusado en septiembre de 2017 por abuso sexual hacia un alumno en la institución.
 
Recibida la denuncia, el docente se presentó ante la justicia y quedó detenido antes de que se desarrollara ningún proceso judicial regular. En aquel momento, el conjunto de la comunidad educativa, docentes y padres del jardín, llegó a la inmediata conclusión de que en la institución era imposible que se cometiera tal abuso. Las enormes movilizaciones junto al Suteba Matanza lograron que, luego de 25 días de detenido, la fiscalía le concediera la libertad al compañero debido a la falta de elementos. Puesto que como resultado de las primeras pericias se observó un abuso reiterado sobre el niño y no se pudo determinar que las condiciones para que eso se haya suscitado pudieran darse dentro del jardín.
 
Durante los meses siguientes la fiscalía, a cargo del Fiscal Longobardi, recabó el resto de las "pruebas": peritajes arbitrarios sin la mínima rigurosidad científica y testimonios acusatorios de parte llenos de contradicciones, para llegar a la instancia del juicio oral con una acusación absolutamente infundada y manipulada. Junto al abogado de la familia del niño, doctor Altieri, representante y defensor de policías acusados de gatillo fácil, la fiscalía presentó ante el Tribunal a cargo la acusación de "abuso sexual agravado con acceso carnal en reiteradas oportunidades" solicitando 15 años de prisión para el docente.
 
El equipo de abogados defensores del docente, compuesto por los doctores Rosa Merlo y Horacio Casalla, durante el transcurso del juicio desbarató todas y cada una de las maniobras acusatorias. Asimismo, cada instancia del propio juicio fue seguido tenazmente por una nutrida presencia de docentes movilizados en defensa de la educación pública.
 
Finalmente, el tribunal apeló a la figura de "abuso sexual simple" y condenó al Esteban a 4 años de prisión que lo mantendrá en libertad hasta que la condena sea ratificada o no en Casación. A su vez, como las pericias médicas indican un abuso de larga data sobre el niño, el mismo Tribunal envía la causa a fiscalía para que recién ahora se investigue otro contexto de la vida del menor para encontrar al real abusador.
 
Consideramos que la condena al compañero Esteban Pinat es un fallo absolutamente injusto. Se trata de un resultado que hubiera sido aún más adverso si no fuera por la enorme lucha que se inició desde 2017 hasta la fecha por el Suteba Matanza junto a toda la docencia del distrito.
 
El caso del docente Esteban toma un carácter emblemático. Aunque, por el momento, no se logró su absolución, se evitó una condena mayor y se obligó a la justicia a expedirse sobre una nueva investigación en búsqueda del verdadero responsable del abuso para proteger al niño.
 
La docencia matancera ha visto en el caso de Esteban no solamente una injusticia hacia su persona. Muchos docentes no sólo han reflexionado que la acusación podría recaer sobre cualquier compañero, la defensa a Esteban también se convirtió en la defensa a la escuela pública y la niñez.
 
El Estado que no protege a las familias de las miserias de la vulnerabilidad social, que no previene ninguna situación de violencia, que no contiene las necesidades crecientes de nuestros estudiantes, encuentra en los docentes el blanco fácil de este tipo de situaciones que de forma directa e indirecta habilita. Es por ello, por esa conciencia de que se presenta como otro embate más no sólo a nuestra tarea, sino a la educación de nuestros pibes, que la docencia acompañó el juicio con una movilización de más de mil  compañeras y compañeros en el día del dictamen.
 
Nos queda el sabor semiamargo de un fallo judicial que no se ajusta a la realidad, pero la convicción intacta de que lejos de ser una derrota esta lucha continúa.

Desde Tribuna Docente exigimos absolución para el docente y justicia y protección para el niño.

En esta nota:

Compartir

Comentarios