fbnoscript
10 de septiembre de 2019

Los piqueteros ganan las calles contra el hambre y el ajuste

Acampes y movilizaciones en todo el país

Ante la falta de respuestas por parte del gobierno al problema del hambre y la desocupación, un frente de organizaciones piqueteras volverá a realizar un acampe por 48 horas horas a partir de las 15hs del miércoles en Avenida de Mayo y 9 de Julio. Habrá piquetes en 20 provincias. Este frente incluye al Polo Obrero, Barrios de Pie, MTR Histórico, MTR Votamos Luchar, Cuba MTR, MIDO – MSL (Todu, Todel Venceremos, MOT, Todel.A.C), MAR, Movimiento 29 de Mayo, Bloque Piquetero Nacional (Torre, Agrupación Armando Conciencia, RUP, OTL), MTR 12 de Abril, FDU, Buel, A Trabajar, MCC, MTH, vv Mariposas, FOB Chaco, Agrupación 20 de diciembre de Chaco y Agrupación 17 de noviembre.

Por su parte, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional, el MTD Aníbal Verón y la Federación de Organizaciones de Bases (FOB), entre otros grupos, realizarán ollas populares en Plaza de Mayo y otros puntos del país. En tanto, la CTEP analizaba la posibilidad de movilizarse también.

Durante la tarde del martes, se había producido una reunión con funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social que conduce la ministra Carolina Stanley, pero allí no hubo soluciones para los tres reclamos que motivaron el extraordinario acampe de 30 mil compañeros de la última semana: la apertura de los programas sociales, el aumento de sus montos de acuerdo a los índices de inflación, y el incremento de la asistencia a los comedores populares. Actualmente hay 450 mil planes sociales (cifra muy por debajo de los 2 millones que había en el 2000), que permanezcan cerrados resulta absurdo en medio del crecimiento de la pobreza y la desocupación.

Tras el mazazo devaluatorio posterior a las Paso, que tuvo un impacto demoledor en las barriadas más empobrecidas y sobre los trabajadores, el gobierno está tratando de contener la respuesta de los explotados. A tal efecto, se reunió ayer con la CGT, que está dispuesta a canjear la urgente necesidad de una reapertura de paritarias por un bono completamente insuficiente de $5000 restringido a los trabajadores privados (y que se cobraría en cuotas). Incluso le planteó ahora a Stanley que pondrá “a disposición la territorialidad de los gremios para canalizar asistencia” (Clarín, 10/9). Es la CGT que nunca organizó a los desocupados ni enfrentó los despidos, y que no tiene una política para unir ocupados y desocupados (reparto de horas sin afectar el salario). En estas condiciones, su planteo es sólo un intento de frenar el desarrollo de las organizaciones piqueteras.

Es la misma burocracia que se prepara para entregar las reivindicaciones obreras en el “pacto social” con las patronales de Alberto Fernández.

Para el jueves se ha convocado en el Congreso Nacional a una sesión que discutirá un proyecto de emergencia alimentaria, pero que no contempla las reivindicaciones de las organizaciones de desocupados. El Frente de Izquierda dará una batalla política para que estos reclamos sean atendidos.

Apertura de los programas sociales, aumento de los montos de acuerdo a la inflación, incremento de la asistencia social a los comedores, seguro al desocupado, prohibición de despidos y suspensiones, ocupación de toda fábrica que cierre o despida masivamente, por un paro de 36 horas como inicio de un plan de lucha hacia huelga general.

Compartir

Comentarios