fbnoscript
10 de septiembre de 2019

Fue masivo el paro convocado por el plenario provincial de delegados de los Sutebas Multicolores

El paro de este 10 de setiembre convocado por los Sutebas Multicolores y por su plenario provincial de delegados tuvo un alance impactante: en La Matanza logró un 80% de adhesión; un 90% en Ensenada; 80% en Tigre; 60% en Escobar, Marcos Paz y Bahía Blanca y fue muy destacado en General Madariaga; todas cifras de cumplimientos multitudinarios. Pero incluso en Quilmes (donde la mayoría Azul y Blanca de ese distrito se negó a parar) la huelga multicolor tuvo un desenvolvimiento muy importante. La extensión del paro en prácticamente toda la provincia expresa un salto en la disposición de la docencia a enfrentar el ataque en curso de parte de Macri y Alberto Fernández. En José C. Paz y Malvinas Argentinas la dhesión fue del 70%; en La Plata y Lomas de Zamora llegó al 60%;  al 50% en La Costa,  Merlo y Mar del Plata; y en decenas de distritos relevados la adhesión fue de entre el 20 y el 40%. 

La resolución que convocó al paro del martes lo hizo colocando en primer lugar la lucha por el triunfo de los trabajadores de Chubut, reclamando la continuidad de las medidas de fuerza a Ctera, y en el camino común de “promover la unidad de acción con todas las organizaciones obreras con el fin de reunir la fuerza necesaria para frenar al gobierno y al plan del FMI y de toda la política capitalista, que quiere hacerle pagar la crisis a los trabajadores”. El paro que se llevó a cabo fue convocado también para pavimentar el “reclamo a las centrales sindicales de convocar un paro activo nacional  de 36 horas y asambleas y plenarios para definir la continuidad de un plan de lucha”. 

Preparación y trayectoria

Esta huelga marca un giro en la lucha docente de este año en la provincia de Buenos Aires, pero no nació de un repollo. Es producto de un método de resolución (asambleas y plenarios de delegados), de acción (paros y movilizaciones) y de un programa, que avala la trayectoria histórica de la Multicolor: Fuera el FMI,  aumento general de salarios, asignaciones, planes sociales, pensiones y jubilaciones con actualización mensual automática por inflación; salario mínimo, vital y móvil de $ 35 mil indexado mensualmente; reapertura urgente de paritarias; aumento de emergencia para todos los estatales y docentes bonaerenses no inferior al 30%, actualización mensual por inflación y bono de $ 5 mil; pago en tiempo y forma de los salarios; aumento de partidas y cupos de comedor, ampliación a todos los niveles y modalidades; actualización de asignaciones familiares; que el Ioma cubra todas las prestaciones;  rechazo a la tercerización de la gestión y apoyo a sus trabajadorxs; Boleto Educativo Gratuito que incluya a estudiantes de adultos y superior, docentes y auxiliares; fondos de emergencia para refacción de las escuelas; que se cumplan los 12 puntos de Ctera de escuelas seguras; abajo los sumarios persecutorios.

En el camino previo, los Sutebas de Matanza, Ensenada, Tigre, Escobar participaron de la multitudinaria movilización convocada por el sindicalismo combativo a Plaza de Mayo el 22 de agosto en repudio del golpe devaluador post PASO de Macri y de Fernández, y el 30 al Consejo Económico y Social, en reclamo de un salario mínimo de $35.000 ajustado mensualmente por inflación. Matanza y Ensenada pararon ese día, lo que también se extendió a muchos distritos celestes,  y fue un ariete que obligó a la dirección celeste a parar en ocasión de la agresión de la burocracia petrolera en Chubut contra los docentes. Fue en este cuadro, por las seccionales multis alimentado, que el plenario de delegados de escuela multicolor aprobó la huelga que hoy, que conmovió a la Dirección General de Cultura y Educación y al Suteba.

La jornada de paro fue acompañada por una clase pública en el Obelisco y un acto de solidaridad con los compañeros de Chubut ante una calle de la Casa de la Provincia de Chubut militarizada.

Los huelguistas enfrentaron el apriete patronal-sindical

Los docentes se fueron plegando en forma creciente a la medida, lo que fue perseguido por la patronal, que intentó amedrentar sobre la legitimidad de la convocatoria. Ante el evidente progreso de la adhesión al paro debió pasar de un fallido intento de frenarlo a la disposición de requerir en toda la provincia que los directivos hagan registro expreso de la adhesión docente. La burocracia sindical, por su lado, hizo campaña pública de la inexistencia de mediadas de fuerza este 10 de setiembre, atemorizó sembrando dudas sobre la legalidad del paro y recorrió escuelas para levantar las medidas.

Pero, como informaron las compañeras y los compañeros, el paro impactó fuerte.

Próximo Plenario Multicolor para resolver la continuidad de las medidas

La huelga de los Sutebas multicolores fue la respuesta organizada contra el brutal ataque actual y un señalamiento para la intervención contra el pacto social de los Fernández, que ya han anunciado que congelarán salarios para honrar la deuda externa, como primera medida de gobierno. Una acción de lucha que además de aguerrida delimita un campo de acción contrario a los gobiernos ajustadores y del FMI y de las burocracias sindicales que los sostienen.

Al finalizar la jornada, una reunión de coordinación de las directivas multicolores resolvió una convocatoria entre el 19 y el 23 de setiembre, para resolver los pasos a seguir.
 

Compartir

Comentarios