fbnoscript
12 de septiembre de 2019

Actrices Argentinas, por el fin de los abusos y la precarización laboral

La conferencia de prensa acompañó la denuncia de una trabajadora contra un directivo del Centro Cultural San Martín.
Actrices Argentinas, por el fin de los abusos y la precarización laboral

Foto: Fede Imas, Ojo Obrero Fotografía

Las Actrices Argentinas, junto a un amplio grupo de 60 colectivas de mujeres y disidencias del ámbito de la cultura (así como de la educación y los derechos humanos), volvieron a poner sobre la mesa los permanentes acosos, abusos y violencias que se viven en estos espacios de trabajo y de estudio y a dar cuenta de su vínculo con la precarización laboral, la crisis social y las políticas de Estado.

El punto de partida de la conferencia realizada esta tarde y colmada de pañuelos verdes, que contó con la participación de artistas como Laura Azcurra, Alejandra Flechner, Jazmín Stuart, Cecilia Roth, Anabel Cherubito, Julieta Díaz, entre otras, fue el acompañamiento a la denuncia de Anahí De La Fuente -y otras víctimas- por el acoso y maltrato sufrido dentro del Centro Cultural San Martín por un directivo que, a su vez, es responsable de una cátedra dentro de la Universidad Nacional de las Artes. Si bien no fue nombrado, el caso es de conocimiento público: se trata de Diego Pimentel, quien renunció a fines de agosto a su cargo de director general del San Martín. De La Fuente fue despedida en marzo tras comunicar a la institución los acosos físicos y emocionales vividos, y todavía no ha recuperado su trabajo. También estuvo presente en la conferencia Thelma Fardín, cuya denuncia contra Juan Darthés dio pie en su momento a una masiva cantidad de testimonios.

La conferencia contó con la adhesión de numerosas organizaciones como la Campaña por el Aborto Legal, Ni Una Menos, el Plenario de Trabajadoras y la agrupación Actuemos.

 

El comunicado leído refirió situaciones generalizadas de abuso de poder por parte de jefes y superiores –así como en el ámbito educativo- contra las víctimas, desde los manoseos, insinuaciones y hostigamientos a los castigos y persecuciones frente al rechazo y la denuncia de las víctimas, así como intentos de sobornos y amenazas de despidos contra testigos que decidan acompañar sus denuncias.

Señalando que “en un país en donde el trabajo es cada vez más inaccesible y precarizado, no podemos desoír las voces de quienes, por la necesidad imperiosa de conservar un puesto laboral, deben soportar día tras día el acoso sexual y la vulneración de sus derechos fundamentales”, el documento destacó que este funcionamiento es propiciado por un modo de “contratación basura avalado por el Estado” que no asegura derechos básicos a quienes trabajan. Y se dedicó la conferencia a Cinthia Choque, trabajadora archiprecarizada de Tránsito de la Ciudad de Buenos Aires, que fue atropellada fatalmente días atrás

Por su parte, las colectivas dieron cuenta de que el Poder Judicial coloca a las víctimas que denuncian en el banquillo de los acusados, revictimizándolas; de que la mayoría de los casos son desestimados y archivados y de que, en las oportunidades en que son elevados a juicio, demoran meses y hasta años en llegar a su ejecución.

Tras colocar así la responsabilidad del Estado en los flagelos que experimentan cotidianamente quienes viven de su trabajo, la conferencia reclamó el fin de la precarización laboral y los contratos basura y del nepotismo en la designación de cargos, así como la reincorporación de las mujeres denunciantes del San Martín. Y reafirmó una proclama que se ha vuelto masiva: “No nos callamos más”.

Compartir

Comentarios