fbnoscript
13 de septiembre de 2019

Conclusiones sobre el Plenario de Estatales de Mar del Plata

Por Corresponsal

En la ciudad de Mar del Plata, el pasado viernes 6 de septiembre, se llevó a cabo un plenario intersindical de trabajadores estatales convocado por las direcciones gremiales locales de ATE, AJB (Judiciales), Suteba, APU (universitarios no docentes) y ADUM (docentes universitarios). El mismo fue realizado frente al Palacio Municipal con corte de calle mediante y contó con la presencia de 70 trabajadores, escasa concurrencia tratándose de cinco gremios. Esto se debe a que se organizó a la mañana, en un horario laborable, sin documento previo y con una convocatoria cerrada, poco difundida, para alejar voces disidentes a la línea gremial de “hablar y no hacer”. 

Lejos de expresar un canal de organización y lucha, el carácter del encuentro, de parte de las conducciones, revistió como principal objetivo posicionar a los gremios a favor de la candidatura a intendenta de Fernanda Raverta (Frente de Todos), que enfrenta en octubre al ex ministro de justicia porteño Guillermo Montenegro (Juntos para el Cambio). En esta dirección, las intervenciones de las conducciones plantearon también pronunciarse a favor de la candidatura presidencial de Alberto Fernández, quien recientemente se ha reunido con los principales empresarios negreros de la ciudad, como el cafetero Martín Cabrales y el portuario José Moscuzza, además de que cuenta con el aval del “patrón” de Mar del Plata: Florencio Aldrey Iglesias. Todos ellos, reconocidos superexplotadores de los trabajadores y quienes exigen en forma urgente una reforma laboral que flexibilice aún más las condiciones precarias y pulverice el salario para ampliar las ganancias de los capitalistas locales.

Las intervenciones de los encolumnados detrás de la línea de las direcciones se limitaron, en el mejor de los casos, a describir la situación en los lugares de trabajo, pero con expectativa de que la situación “cambiará con la salida electoral del actual gobierno”, sin señalar que tanto Juntos para el Cambio como el Frente de Todos son variantes de una política de ajuste. Otras intervenciones, como la de la Celeste de Suteba,  fueron más a fondo y frontales, planteando que la salida a la crisis es votar a la lista que encabeza Alberto Fernández, el amigo y aliado de Mariano Arcioni y del burócrata patotero Jorge “Loma” Ávila, secretario del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Chubut. No sorprende, entonces, que ninguna intervención de los principales oradores haya puesto acento en la pueblada en Chubut iniciada a partir de las medidas de recorte salarial del gobierno provincial y los pagos escalonados que afecta principalmente a docentes y estatales.

La intervención de los sectores combativos

No obstante, en el “falso” plenario, ya que no fue resolutivo, hubo intervenciones que ignoraron este llamamiento a supeditar los urgentes reclamos de los trabajadores estatales a octubre y diciembre y a las variantes políticas patronales. Gonzalo, de la lista antiburocrática de docentes universitarios “Desde el pie” e integrante de la Comisión Sindical (CS) de la combativa Asamblea de Universitarixs y Científicxs Autoconvocadxs (AUCA), planteó la necesidad de organizar un plan de lucha a fondo y señaló que hay que ganar la calle como en Chubut para reclamar por el salario, que fue liquidado con la última megadevaluación. En la misma dirección, Rodrigo, delegado multicolor del Instituto de Formación Docente, denunció abiertamente que Arcioni forma parte del frente que las direcciones gremiales llaman a votar. 

Facundo, delegado de ATE-Conicet y de la CS de la Auca, saludó y se solidarizó con los docentes y estatales que están protagonizando, a más de 50 años del Cordobazo, un Chubutazo y que fueron reprimidos por las patotas del “Loma” Ávila; y con el acampe que las organizaciones sociales llevaron a cabo en la 9 de Julio, planteando la necesidad de unificar las luchas de los desocupados con los ocupados. Sobre el ataque cobarde de las patotas al servicio de Arcioni, recordó al compañero Mariano Ferreyra, asesinado por las patotas del ex-dirigente de la Unión Ferroviaria, José Pedraza. En el plano sectorial, puso de manifiesto que en Conicet los becarios y administrativos están por debajo de la línea de pobreza. Recordó que los trabajadores de ciencia y técnica no fueron garantes de la gobernabilidad de Macri y que lo enfrentaron desde el primer día, mediante paros, movilizaciones y toma de dependencias administrativas en todo el país. Todo un plan de lucha con el que se recuperaron más de 500 puestos de trabajo. A su turno, Claudia, delegada docente y dirigente de Tribuna Docente, denunció que el plenario, al no tener un carácter resolutivo, con medidas contundentes para transformarse en una vía de lucha, era una “cáscara” que sólo llamaba a votar a quienes han garantizado el pago al FMI y que seguirán descargando la deuda sobre la espalda de los trabajadores.

Si bien el plenario impidió que se votara un plan de acción, los delegados y trabajadores combativos se pronunciaron por un “parazo” y movilización de todos los estatales presentes para el martes 10 de septiembre, día que convocó al paro ATE, con un pliego de reclamo encabezado por la inmediata reapertura de paritarias. 

Que viva el Chubutazo. Fuera Arcioni y las patotas del “Loma” Ávila. Apertura de paritarias ya. Reincorporación de todos los estatales despedidos. Por un paro general y activo de 36hs. Organicemos un congreso de bases de todos los trabajadores estatales. Que la crisis la paguen los capitalistas.

 

Compartir

Comentarios