fbnoscript
18 de septiembre de 2019

Paro nacional docente por las maestras de Chubut

Movilicemos en todo el país. El triunfo de esta pelea exige de Ctera un plan de lucha nacional.

En la noche de ayer fuimos conmocionados por la triste noticia de la muerte de dos compañeras docentes de Chubut en un accidente de tránsito, cuando regresaban a sus domicilios luego de movilizarse para reclamar que le paguen sus salarios, que funcione la obra social y que se arreglen los 85 edificios escolares que se encuentran en un deterioro extremo.

Tras nueve semanas de huelga ininterrumpida de docentes y estatales, ni el gobernador “albertista” Mariano Arcioni ni el gobierno de Macri dieron respuesta a la lucha de los trabajadores de Chubut. Son por ello responsables de las muertes de nuestras compañeras.

La jornada de lucha que protagonizaron ayer los docentes fue también una respuesta a la provocación del gobernador, que pretender duplicarse su dieta y aumentar la que cobran los legisladores, jueces y funcionarios, mientras los sueldos de los trabajadores son pagados en forma escalonada, o directamente no se pagan. La indignación que esto generó se expresó en movilizaciones masivas en todas las ciudades de la provincia y en la concentración frente a la Legislatura, brutalmente reprimida por la policía.

El gobierno nacional, por su parte, anunció hace una semana un adelanto a los fondos que gira a la provincia patagónica por $1.300 millones. Sin embargo, nunca efectivizó esa transferencia. Por eso el reclamo salarial apunta también contra Macri.

En este cuadro, el paro de Ctera llega otra vez tarde. Convocado luego de la conmoción nacional por el fallecimiento de las compañeras, mantiene firme - luego de 63 días de huelga- su negativa a desenvolver un plan de lucha real con paros con continuidad y movilizaciones, que obliguen tanto al gobernador como al presidente a dar respuesta a los reclamos de los trabajadores.

La tregua y las vacilaciones de Ctera van de la mano del pedido de Alberto Fernández de abandonar las calles, el cual iba dirigido contra los acampes piqueteros y el Chubutazo. La CTA-T de Hugo Yasky, dentro de la cual está la central docente, no convoca a parar mañana. El propio Roberto Baradel, secretario general de Suteba, había sido enviado hasta Chubut con el objetivo de “pacificar” la situación, pero fracasó ante la desesperación y la voluntad de lucha de los trabajadores, y la política de Arcioni de seguir garantizando el pago de la deuda y las enormes ganancias de las petroleras, los monopolios de la pesca, Aluar y el conjunto de las patronales que explotan la riqueza de la provincia.

En línea con esta tregua, hasta el momento Ctera ha evitado convocar marchas que hagan activo el paro en todo el país. En contraste, las seccionales multicolor de Suteba Matanza y Ensenada ya ha convocado a concentrarse a las 10:00 en el Obelisco. Seguramente, en el curso del día de hoy se sumen a la medida el resto de las seccionales conducidas por la Multicolor.

Toda nuestra solidaridad con las familias y compañeros de las docentes fallecidas y heridas. Repudiamos la represión. Exigimos a los gobiernos provincial y nacional el pago los salarios adeudados y el cumplimiento de los reclamos de docentes y estatales. Las CTA y la CGT deben convocar un paro activo nacional. Por un plan de lucha nacional de Ctera con continuidad por el triunfo de Chubutazo. ¡Fuera Arcioni!

 

Compartir

Comentarios