fbnoscript
19 de septiembre de 2019

La izquierda debate la crisis climática

Panel entre organizaciones ambientales y los partidos del FIT – Unidad, el sábado 21 a las 16hs en Agronomía UBA

El sábado 21 a las 16:00 se llevará a cabo en la Facultad de Agronomía de la UBA un debate sobre la crisis que climática que envuelve al planeta. El panel estará conformado por diferentes organizaciones ambientales como Climate Save Movement, La vuelta al mundo, Extinción Rebelión y Jóvenes por el clima, junto a oradores de las fuerzas que forman el Frente de Izquierda – Unidad. Gabriel Solano, legislador y candidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad, representará al Partido Obrero.

La actividad no solo busca debatir sobre el nivel de la crisis climática, sino que además pretende ser una instancia de organización del paro internacional por el cambio climático que tendrá lugar la semana siguiente.

Si bien es un tema que cobró importancia en este último año, y gran difusión gracias a las convocatorias de la estudiante Greta Thunberg a las huelgas estudiantiles en Suecia que luego se expandieron a todo el mundo, la crisis se va profundizando. Mientras generaba conmoción el incendio de la selva Amazónica en Brasil y Bolivia, aparecían nuevas muestras del daño que está generando el aumento del CO2 en la atmosfera: sequías, temperaturas extremas, derretimiento de polos, desaparición de especies, liberación de metano contenido en el permafrost del hielo polar, etc.

Si bien la Argentina no está entre los principales emisores de CO2, su colaboración en frenar este proceso ha sido nula, prosiguiendo con las prácticas de desmonte y la explotación de los recursos gasífero petroleros con el método del fraking. Nuestros principales problemas además pasan por la continuidad de la megaminería a cielo abierto, de la matriz energética altamente dependiente de combustible fósil (gas) y el modelo productivo agropecuario que, además al desmonte, contamina por medio de agrotóxicos mientras la actividad ganadera es la gran emisora de gas metano. Es elocuente con esto que Macri haya rechazado el fallo de la justicia en Gualeguaychú que prohibió fumigar a un radio de las escuelas rurales, y que Alberto Fernández lo considerara 'un exceso'.

La situación del ambiente es la pauta más clara de la contradicción insalvable que vive el capitalismo. Mientras el desarrollo que ha alcanzado este sistema podría tranquilamente lograr la emisión cero, el interés en privilegiar las ganancias capitalistas nos está llevando a la destrucción total del planeta. Solo una gigantesca reorganización económica y social puede frenar este desastre ambiental.  Para eso hay afectar los intereses de los grandes grupos capitalistas. Ese es el valor de la convocatoria a la huelga internacional y de los debates políticos de desarrollemos para dotar al movimiento de un programa anticapitalista, que solo puede ser emprendido por la clase obrera.

 

Compartir

Comentarios