fbnoscript
19 de septiembre de 2019

José C. Paz: otra vez una fuga de gas en una escuela

15 chicos de la primaria N°1 de José C. Paz fueron hospitalizados.
Por
Charo Polo Obrero José C. Pazy Alexis

Las madres y los padres de los chicos que asisten a la Escuela Primaria n° 1 de José C. Paz, en el norte bonaerense, dieron a conocer a los medios que la semana pasada  15 de sus hijos debieron ser hospitalizados, tras intoxicarse por una estufa que perdía monóxido de carbono, presentando dolor de cabeza y vómitos.

Una madre señaló a Crónica que “cerraron el gas pero nadie pasó a verificar nada y nadie da una respuesta” y que el primario “está conectado con la secundaria, que se encuentra dictando clases normalmente” (18/9). Los familiares denunciaron que la escuela está en pésimas condiciones, sumándose al problema del gas la falta de agua potable y baños que no funcionan.

Este panorama es común en las escuelas del distrito. Los estudiantes secundarios de la E.E.M. N°7 Juan B. Justo, cansados de cursar en condiciones paupérrimas, iniciaron semanas atrás un plan de lucha que fue desde cartelazos a sentadas en el patio del colegio por mejoras edilicias. 

Y se extiende a la mayoría de las escuelas de zona norte y a toda la provincia, como mostró a los ojos de la población la muerte de Sandra y Rubén en el distrito de Moreno. Las fugas de gas y cortes de luz se repiten y llevan, en el mejor de los casos, a la suspensión de clases. Sin ir más lejos, en el último mes explotó un calefactor en la escuela n° 18 de Chacabuco, hiriendo a su directora, y explotó un aire acondicionado en Vicente López.

El colapso de las escuelas públicas, resultante de las políticas de ajustes del gobierno local, provincial y nacional, es brutal. A la debacle edilicia se suma el vaciamiento de los comedores escolares, donde –como denunció el reciente acampe piquetero frente a la cartera nacional de Desarrollo Social- el Estado destina tan solo $33 por pibe. Esta realidad se hace eco en José C. Paz, uno de las localidades más pobres de la provincia de Buenos Aires.

En un distrito donde hace 20 años gobierna el PJ-Kirchnerismo, los mismos que hoy se presentan como la alternativa frente al derrumbe del macrismo, necesitamos profundizar la organización independiente de los trabajadores ocupados y desocupados junto a los estudiantes en defensa de las condiciones más básicas, como el derecho a la educación pública. Necesitamos una reorganización del distrito acorde a las verdaderas necesidades populares, como el arreglo de escuelas y hospitales, que permite a su vez impulsar la obra pública y generar puestos de trabajo para los desocupados.

Es necesario ponernos en pie de lucha en toda la provincia, no solo por los reclamos de infraestructura, sino también por el salario docente, comido totalmente por la inflación, en particular luego del golpe de mercado de las Paso.

Ganemos las calles contra el ajuste.
 

Compartir

Comentarios