fbnoscript
26 de septiembre de 2019

Makro Avellaneda: despidos y ataques a las libertades sindicales

Por Corresponsal

El miércoles 18 de septiembre, un nuevo caso de persecución y embestida a las libertades gremiales a las libertades gremiales tuvo epicentro en la sede Avellaneda del supermercado mayorista Makro.

Siete trabajadores de planta y dos jefes de sector fueron despedidos, según la firma por “motivos de restructuración de personal”, pero la realidad es muy diferente.

Desde el mes de julio del año pasado (14 meses) los mercantiles reclaman al gremio, Sindicato de Empleados de Comercio de Avellaneda y Lanús (SECLA) y a la patronal la convocatoria de elecciones de delegados. Pedido efectuado por carta documento en el Ministerio de Trabajo en 2018; acción que provocó el despido de los candidatos, que para ese entonces cumplían funciones de “delegados de hecho”, yendo al gremio reclamar por las reivindicaciones de sus compañeros.

La burocracia del SECLA, dirigidos por Orlando Machado (Secretario General), suspendió la elección de delegados, y desconoció a los postulantes. Preparó el terreno para que la patronal los despida. Como en la cercana metalúrgica Newsan-Siam, la burocracia demoró la elección gremial para que la patronal limpiara a los activistas.

“Si el gremio hubiese cumplido con lo que tenía que hacer, no estaríamos afuera de la empresa” afirma Gustavo Fernández, uno de los despedidos, en un acto realizado a inicios de semana en las puertas del supermercado, a pocos metros del puente Vélez Sarfield.

Este tipo de accionar no es una novedad. La firma holandesa de hipermayoristas, en agosto suspendió trabajadores en San Juan, y los primeros días de septiembre despidió a seis en la ciudad de Mar del Plata.

En los tres casos las denuncias de maltrato y hostigamiento, sumado a salarios muy por debajo de la pobreza, condiciones laborales altamente flexibilizadas, ausencia delegados y condiciones básicas de seguridad e higiene, se repiten.

Desde el Partido Obrero de Avellaneda exigimos la reincorporación de todos los despedidos y suspendidos.

Que Makro abra sus libros y demuestre porque necesita realizar esta reducción en la planta, mientras publicita la apertura de nuevas sucursales por el resto del mundo. Sumado a esto, debemos recordar que la multinacional recibe como beneficio el perdón impositivo por parte de los gobiernos nacional, provincial y municipal.

Exigimos al SECLA la inmediata convocatoria de elecciones de delegados, con todos adentro.

Reapertura de paritarias. Salario mínimo igual a la canasta básica, indexado de forma mensual.

Comisiones obreras de seguridad e higiene en todos los lugares de trabajo.

Compartir

Comentarios