fbnoscript
30 de septiembre de 2019

Municipales de Tigre: acuerdo paritario, salarios de pobreza

El Sindicato de Trabajadores Municipales de Tigre (STMT) anunció un nuevo acuerdo paritario con el municipio que encabeza el intendente Julio Zamora. Según lo informado, el acuerdo está conformado por un 15% de aumento que se abonará en 3 cuotas de 5%, donde la primera cuota se cobrará en septiembre y la última en noviembre. Además, se anunció el cobro de un bono no remunerativo de 10 mil pesos a cobrar en enero de 2020. Este anuncio se dio luego de la devaluación del 30% del peso y el anuncio de que la inflación anual superará ampliamente el 50% anual.

Según declaraciones a los medios del secretario general del STMT Walter Leonardi, el aumento total durante todo el 2019 será de un 50%. Sin embargo, si se analizan los números informados se puede llegar a la conclusión que el acuerdo paritario es un nuevo fraude hacia todos los trabajadores municipales para imponer salarios por debajo de la canasta de pobreza y una mayor flexibilización laboral.

Un salario de pobreza

El sueldo de los trabajadores municipales está conformado por una suma básica (que no llega al 50% del total del salario) y luego es completado por diferentes ítems, que son sumas en negro que no aportan a la jubilación ni al aguinaldo. Los “aumentos” paritarios se calculan sobre el sueldo básico, dejando afuera las sumas en negro.  Dentro del aumento del 50% total que anuncia el STMT, se encuentra un 15% de aumento que se les dio a los trabajadores municipales en enero de este año como resarcimiento de las paritarias 2018 que quedaron en un 27%, muy por debajo del 48% de inflación que tuvimos durante el año pasado.

Además, es sabido que cuando se cobra un aumento en cuotas -en este caso en 3 cuotas hasta fin de año-, la inflación galopante que sufrimos los trabajadores hace que el impacto real sobre los salarios sea de mucho menos de lo que se acordó. Teniendo en cuanta que la inflación del último mes fue de un 4,7%, las 3 cuotas no representan un aumento salarial ya que son devoradas por la inflación. La estafa se cierra con el anuncio del falso bono ya que es el que reciben los municipales todos los fines de año y que es un justificativo para hacer pasar las rebajas salariales.

Lo más significativo de este acuerdo entre el intendente Zamora y Leonardi, siguiendo la línea del pacto social que propone Fernández y que acatan la CGT y la CTA,  es que según el propio Leonardi, el sueldo de bolsillo de un trabajador municipal con una carga horaria de 48 horas semanales –carga horaria de una minoría de la planta funcional municipal- será de $29,200. Esta suma está por debajo del salario de pobreza calculado en los $31,000 y ni hablar de los $45,000 de la canasta básica familiar.

Asambleas y plan de lucha

Hay que rechazar este acuerdo de miseria entre el sindicato municipal y el intendente Zamora que no fue discutido ni consultado con ningún trabajador municipal. Realicemos asambleas en los sectores que discutan un plan de lucha para lograr la inmediata reapertura de paritarias por  un salario equivalente a la canasta básica familiar, el pase a planta permanente de los y las trabajadoras municipales, el fin de la precarización y la flexibilización laboral y el cumplimiento de todos los reclamos sobre las condiciones de trabajo de todos los sectores y dependencias municipales.

Abajo el ajuste del FMI,  Macri, los gobernadores y los intendentes. Rechacemos la tregua de la CGT y la CTA y el pacto social de los Fernández y Massa que quieren que abandonemos las calles. Por un paro activo nacional de 36 horas en defensa del salario, las condiones laborales y las reivindicaciones de los trabajadores ocupados y desocupados.

Compartir

Comentarios